Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barro para todos los públicos en la jornada de la Farinato dedicada a las familias en Oviedo: “Es duro, pero muy divertido”

Un centenar de personas participan en la prueba disputada en la falda del Naranco

45

EN IMÁGENES: Así fue la jornada de la Farinato dedicada a las familias en Oviedo Miki López

Una especie de ritual para rendir culto al barrio congregó a niños y adultos en la tarde de este sábado en la falda del Naranco. Un centenar de personas de todas las edades protagonizaron varias horas de desafíos frente una serie de obstáculos para cuya superación era imprescindible mancharse. “Es duro, pero a la vez muy divertido”, coincidieron varios de los participantes.

El director de la prueba, Rubén Morán, lamentó que las intermitentes lluvias caídas a lo largo de la jornada ahuyentaran al numeroso público esperado inicialmente en los alrededores de la parcela del fallido spa de Ciudad Naranco, aunque prefirió quedarse con lo bueno. “Hemos vuelto a los orígenes de la prueba, en la que lo importante era pasar un gran día de deporte y alegría en familia”, relató.

Lo de ayer fue tan solo un aperitivo de lo que se espera a partir de las diez de la mañana de este domingo, cuando está previsto que comiencen a salir las tandas de participantes en la gran carrera de obstáculos de 7.000 metros de recorrido en la que tomarán parte más de 500 personas, de las que más de dos centenares provienen de otras comunidades autónomas. “La previsión meteorológica es buena, así que animamos a la gente a venir porque el espectáculo lo merece”, indica Rubén Morán, entusiasmado con las posibilidades que brinda el Naranco para pasarlo en grande entre barro.

Compartir el artículo

stats