Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación reconoce que las obras del IES de La Corredoria no comenzarán este año

La consejera Lydia Espina afirma que los técnicos vigilan los trabajos del Instituto de La Florida "cada semana" para asegurar que no se detienen

Alumnos de los colegios de La Corredoria, durante una protesta en la parcela donde se va a construir el nuevo Instituto de Educación Secundaria. | Irma Collín

"Lamentablemente, hay que comenzar de nuevo". Con estas palabras reconocía ayer la consejera de Educación, Lydia Espina, la difícil situación que atraviesa el proyecto para construir un nuevo instituto en La Corredoria. Con los trabajos paralizados después de que la empresa adjudicataria, Constructora Interurbana S.A., renunciase a iniciar las obras por el encarecimiento de los costes, la consejería de Educación se vio obligada a rescindir el contrato y trabaja en una nueva adjudicación. Pero según reconoció ayer Espina, esa adjudicación no llegará hasta finales de año, y la previsión es que los trabajos puedan comenzar "en el primer trimestre de 2023". Teniendo en cuenta que se estima un plazo de ejecución de las obras de 20 meses, y que después aún habría que rematar aspectos como el mobiliario, el segundo instituto de La Corredoria no estará operativo, al menos, hasta 2025.

Lydia Espina analizó la situación de la obra del IES de La Corredoria durante una comparecencia en la Comisión de Educación de la Junta, en la que fue cuestionada por el proyecto del centro tanto por la diputada popular Gloria García como por Nuria Rodríguez, de Podemos. Durante sus intervenciones, Lydia Espina no ocultó su frustración por el desenlace de las obras, que habían sido adjudicadas a finales del año pasado por 11,23 millones de euros, pero a la vez defendió el trabajo de su consejería. "Que la empresa rescinda el contrato por culpa de una crisis sin precedentes de materiales debido a la guerra de Ucrania no es culpa de Lydia Espina", señaló la consejería, que sin embargo apuntó que su responsabilidad pasa por "intentar agilizar los plazos al máximo posible" y que bajo esta premisa Educación está "trabajando a marchas forzadas" para reactivar cuanto antes el proyecto.

En un debate tenso por momentos Lydia Espina llegó a acusar a Gloria García de hacer un "uso torticero de las cosas" al entender que pretendía responsabilizar a la consejería de la rescisión del contrato cuando se trata de "algo absolutamente sobrevenido e impredecible de lo que nuestra consejería no tiene ninguna culpa". Nuria Rodríguez, por su parte, señaló que "el problema de La Corredoria es que se vienen acumulando muchísimos atrasos y la situación es ya un polvorín", alertando además de que "se pueden producir hacinamientos" en el actual instituto, cuya capacidad está desbordada desde hace varios cursos. Rodríguez señaló además que la práctica de adjudicar las obras al precio más bajo provoca que las empresas presenten presupuestos "hipermegaajustados" que es, a su juicio, lo que explica que ante un incremento de costes inesperado la empresa renuncie a la obra.

Tras la comisión, las asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios de La Corredoria remitieron una nota de prensa en la que, recordando que ayer se cumplía un mes desde la paralización de los trabajos, reclaman que se den plazos precisos en relación a la obra. "Necesitamos hechos, nuestros jóvenes necesitan el nuevo IES con urgencia", sostienen.

La Florida

Nuria Rodríguez también cuestionó a la consejera por el desarrollo de las obras del instituto de La Florida. Lydia Espina señaló que esos trabajos ya comenzaron a mediados del mes de mayo, pero reconoció que era consciente de la preocupación vecinal por el avance de las obras, agravada por el fiasco en La Corredoria y por el mal recuerdo de la primera adjudicación, frustrada en el otoño de 2019 cuando la empresa adjudicataria abandonó los trabajos, pocas semanas después de comenzar, y reclamó más dinero. El contrato se acabó rescindiendo y Educación tuvo que hacer una nueva licitación. Este segundo intento de construir el instituto también está siendo convulso. Tal y como señaló Lydia Espina, la empresa adjudicataria tardó en un primer momento de formalizar la entrega de documentación, lo que obligó a la consejería a enviar un requerimiento ante el temor a que se estuviesen dilatando intencionadamente los plazos para solicitar una revisión al alza de los contratos.

La consejera trató de tranquilizar a la comunidad educativa señalando que los técnicos del Servicio de Infraestructuras "están realizando un seguimiento exhaustivo y semanal de los trabajos", que señaló que están aún "en una fase muy inicial de movimiento de tierras".

Espina también fue cuestionada por las obras del IES de La Florida por el diputado Luis Carlos Fanjul Viña, de Ciudadanos, que recordó que los vecinos del barrio "llevan 20 años esperando" por el instituto, y que el proyecto se aprobó en 2015. Fanjul Viña preguntó expresamente a la consejera si la empresa va a cumplir sus compromisos, y si se van a realizar los precios al alza. Lydia Espina señaló que el plazo de finalización de las obras se mantiene en el verano de 2023 y que están trabajando para tener listo el expediente de creación del nuevo instituto y también el mobiliario, con el objeto de ponerlo en funcionamiento lo antes posible una vez esté terminado.

En la comisión, Lydia Espina también expuso las actuaciones a realizar en el IES Pérez de Ayala, que aseguró que se dirigen tanto a paliar las deficiencias de la infraestructura como las carencias en materia de personal. Señaló que hay un proyecto de reordenación de espacios para ampliar la capacidad del centro, habilitando cinco aulas y recuperando distintos equipamientos, y también hay un acuerdo con el Ayuntamiento de Oviedo para mejorar los accesos. La suma de las distintas inversiones es de casi 200.000 euros, y la previsión es que todas las actuaciones estén terminadas para finales de año.

Además, Espina avanzó que se está estudiando para incorporar nuevos docentes al IES Pérez de Ayala, en el caso de que sea necesario ampliar la plantilla una vez que se consolide la matrícula del nuevo curso.

Además de Lydia Espina, también compareció la Directora General de Planificación e Infraestructuras Educativas, María Elena Arango Castelao, a la que los miembros de la comisión inquirieron de nuevo por la problemática de los institutos de Secundaria de Oviedo y a la que también reclamaron más atención a las carencias en infraestructuras en otros centros, caso del colegio de Educación Especial de Latores. Gloria García aludió al "hacinamiento" que sufre el colegio y reclamó que se agilicen las obras del nuevo centro. "No está el alumnado hacinado, como insiste en decir", respondió Arango.

Compartir el artículo

stats