Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajos para reponer el césped del Tartiere comienzan esta semana

La primera revisión del terreno de juego indica que el macroconcierto de Marc Anthony del pasado miércoles no ha provocado grandes daños al campo del Oviedo

Vista parcial del terreno de juego. | | LUISMA MURIAS

Cinco días después de que más de 15.000 espectadores se congregaran en el Carlos Tartiere para escuchar el "Vivir mi vida" interpretado por el propio Marc Anthony y su banda de 15 músicos, el escenario del macroconcierto todavía no ha sido retirado del todo del terreno de juego. Así se podía ver ayer todavía en las inmediaciones del estadio del Real Oviedo, aunque la buena noticia, pese al temor de los aficionados, es que el césped no ha quedado muy dañado.

Esa es la primera impresión de las inspecciones realizadas sobre el terreno de juego, aunque los trabajos para reponer el césped arrancarán esta semana, cuando todo el campo quede despejado. La zona por donde transitó el público ha salido bastante airosa de este "test de esfuerzo" que ha supuesto el recital del rey de la salsa y se espera que, como era previsible, el mayor daño se haya concentrado debajo de la estructura del gran escenario, que ocupaba todo el fondo norte.

Los trabajos, tal y como se habían planteado inicialmente, no obligarán a renovar toda la estructura, en un año en que el césped del Tartiere mantuvo el mejor estado desde la inauguración del estadio, en buena medida por las lámparas de calor adquiridas el año pasado y que funcionaron durante todo el invierno.

Parte del montaje del escenario del concierto de Marc Anthony, ayer, en el campo. | | L. MURIAS

Así, a lo largo de los próximos días comenzará la renovación de la parte más superficial del campo, los tepes de césped, que según las condiciones suscritas inicialmente por los promotores del espectáculo, deberían cubrir íntegramente el terreno de juego, es decir, los 7.700 metros cuadrados del Carlos Tartiere.

Así lo indica un informe de los técnicos municipales de Parques y Jardines que ha llevado a la concejalía de gestión del Patrimonio a exigir a los promotores una fianza de 200.000 euros en los que se estima el coste de la reparación de los daños.

Aunque la primera revisión del campo tras el concierto del 29 de junio indica que ha sufrido menos de lo previsto, será ahora, cuando comiencen estos trabajos de reposición y se retiren los últimos elementos que conformaban la gran estructura del escenario, cuando se pueda concluir con seguridad el impacto del recital en el estado de la zona de juego.

El calendario de la liga de la próxima temporada se ha adelantado al 14 de agosto y el Oviedo disputa su primer partido en casa, recibiendo en el Tartiere al Andorra, lo que obliga a acelerar al máximo la reposición del césped. Como garantía para el equipo de fútbol, los organizadores, SFX Events S. L., tuvieron que acreditar la contratación de seguros de responsabilidad civil tanto para el evento como para las labores de montaje y desmontaje, así como constituir una garantía de 200.000 euros para responder por los eventuales daños.

Compartir el artículo

stats