Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudad Naranco, en pie de guerra por "la tomadura de pelo" de Nicolás Soria

El nuevo retraso indefinido de los trabajos para ampliar la caja del puente enfurece a los vecinos | Delia Losa asegura que se resolverá "en breve"

Tráfico bajo el puente de Nicolás Soria, ayer. | Miki López

Nacho Cuesta, concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo, encendió la mecha con una impactante revelación en el Pleno municipal de este martes: las obras destinadas a ampliar la caja del puente de Nicolás Soria, claves para descongestionar la conexión entre Ciudad Naranco y el centro urbano de Oviedo, seguirán paralizadas tras detectarse problemas de cimentación. Cuando la revelación de Cuesta se conoció en Ciudad Naranco, el barrio entró en combustión. "Es una tomadura de pelo, se ríen de la gente", aseguraba ayer Marisa Álvarez, presidenta de la plataforma vecinal Activa Ciudad Naranco. Una afirmación muy similar a la de Rubén Fernández, presidente de la asociación vecinal Ciudad Naranco Existe y vicepresidente de la Federación de Plataformas y Asociaciones de Asturias (Fepasa), que también habla de "tomadura de pelo" y considera que esos problemas técnicos son en realidad "una cortina de humo para ocultar que esto va a seguir parado por largo tiempo".

El enfado mayúsculo de los colectivos vecinales se explica por los sucesivos retrasos de una obra pendiente desde hace al menos dos décadas, y que debía estar terminada hace un año. Más aún: ante la última paralización de las obras, debido precisamente a unos problemas técnicos que ya obligaron a una modificación del proyecto, se había anunciado que los trabajos se retomarían el pasado mes de junio y que la reforma concluiría en octubre. Una reactivación que nunca sucedió toda vez que el proyecto, según explicó Nacho Cuesta, tendrá que ser revisado de nuevo ante estos últimos problemas de cimentación.

"Hicieron una modificación del proyecto en enero, y sin empezar aún la obra en julio ya hablamos de una nueva modificación. Es seguir mareando la perdiz, y mientras tanto sigue todo parado, con una de las aceras cortadas. No tiene ningún sentido", sostiene Marisa Álvarez. La plataforma que preside tiene intención, según cuenta, de remitir sendos escritos al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), responsable de las obras, y al Principado de Asturias. Pero las expectativas no son muy altas. "Por lo menos, si no se va a hacer nada, esperamos que el Ayuntamiento abra la acera que tiene cortada, porque ya no tenemos ni por dónde salir andando del barrio", reclama.

Para Rubén Fernández, esa nueva parálisis podría estar enmascarando otras cuestiones: "La información que tengo, y que no sé si es verdad, es que Adif ha paralizado todas las obras que tiene en España salvo las que afectan al tráfico ferroviario. Por eso mismo, creo que todo eso es una cortina de humo para justificar que esto va a seguir parado por largo tiempo. Pero Adif tiene que retomar la obra y terminarla: llevamos 28 años esperando", sostiene el presidente de Ciudad Naranco Existe.

"Los ciudadanos, sobre todo los vecinos de Ciudad Naranco, estamos tremendamente indignados y cabreados. Es una tomadura de pelo y no lo podemos tolerar. Por eso, desde la asociación de vecinos vamos a coordinar medidas de presión para que esto se solucione", avanza Fernández, que también va a pedir una reunión con la Delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa.

Se da la circunstancia de que la propia Losa, que es a la sazón secretaria general de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO), mostraba el mismo martes, en una entrevista en la cadena Ser, cierto optimismo ante la resolución de la obra. "Se detectaron incidencias y como luego hubo que contratar una solución, eso es lo que está pasando, pero ya en breve se solucionará. Es verdad que la gente se desespera, pero los trabajos se van a reanudar para que sea la definitiva", señalaba Losa, en unas declaraciones efectuadas antes de que Nacho Cuesta revelase los problemas de la obra en el Pleno.

Vox y Somos califican el retraso de «vergonzoso» e «intolerable»


La revelación de Nacho Cuesta sobre la parálisis de la obra del puente de Nicolás Soria, dejó con escaso margen de maniobra a los grupos para reaccionar. Pero ayer, tanto Somos como Vox mostraron su estupor ante la este nuevo retraso en su reanudación de la obra. Para la portavoz de Vox, Cristina Coto, que fue precisamente quien introdujo el debate con su moción sobre las obras, calificó ayer de «vergonzoso» este nuevo retraso. «Son tres años de continuas disculpas, mientras los vecinos sufren las consecuencias», señala Coto, que acusa a Adrián Barbón y a Alfredo Canteli de no presionar lo suficiente. Por su parte, Nacho del Páramo, de Somos Oviedo, señaló que su partido considera «intolerable la nueva paralización de esta obra y la nueva promesa incumplida por parte del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana», y señaló que, ante la dificultad para «hacer un túnel de menos de 40 metros en Ciudad Naranco», parece difícil hacer uno «de varios kilómetros» bajo el Naranco.

Compartir el artículo

stats