Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan de choque del Campo San Francisco saca brillo al paseo del Bombé

Operarios recolocan los elementos decorativos metálicos retirados para su rehabilitación por su avanzado deterioro

Dos operarios, este lunes, en el Bombé, instalando los elementos decorativos rehabilitados. L. B.

El paseo del Bombé comenzó este lunes a retornar a su máximo esplendor una de sus señas de identidad gracias al nuevo plan de choque con el que el Ayuntamiento de Oviedo continúa avanzando en sus planes embellecer el Campo San Francisco. Operarios de la empresa Asturviesca comenzaron a recolocar los elementos decorativos metálicos situados al lado del paseo del Bombé en el que se encuentra el kiosco, que habían sido retirados para su rehabilitación debido a su avanzado estado de deterioro. Se trata de una mejora más de las muchas que se están realizando de manera simultánea en el pulmón verde de la ciudad, entre las que destacan la mejora de pavimentos y bordillos, así como la instalación de una fuente en el parque canino.

Los elementos decorativos consisten en unas vallas singulares y en los jarrones situados en lo alto de las columnas que separan el Bombé de los paseos situados a su parte baja. Estos elementos estuvieron ubicados en su día en la plaza de Riego, aunque fueron trasladados para decorar el paseo cuando se inauguró esta zona del Campo. Como estaban muy oxidados y con muchos desperfectos, dentro de los trabajos del nuevo plan de choque se procedió a la eliminación de restos de pintura y óxido de forma manual, para posteriormente aplicar una mano de producto antióxido y dos manos de esmalte sintético. Si bien el primer tramo de la infraestructura metálica fue recolocado este mismo lunes, todavía hay operarios trabajando en el desmontaje y arreglo de la parte restante, cuya colocación se prevé también inminente. Una mejora que agradecen los más incondicionales de la joya natural del centro urbano. «La verdad es que da gusto verlo, estaba muy abandonado y por fin se hace algo para subsanarlo», declara Herminio Arregui, un vecino de Valentín Masip que día sí y día también se acerca al parque para darse un paseo matinal «a la sombra».

La nueva fuente instalada en el parque canino del Campo. | L. B.

Esta rehabilitación se añade a los trabajos que se están acometiendo para mejorar la accesibilidad mediante la creación de rampas, la sustitución de firmes deteriorados, la reparación de bordillos y mejoras de equipamiento como la colocación de un surtidor de agua en el parque canino con la intención de mejorar la atención a las numerosas mascotas que usan el Campo como lugar de esparcimiento.

Los planes de la concejalía de Parques y Jardines dirigida por el popular Gerardo Antuña pasan por tener rematadas esta serie de mejoras de cara a septiembre, mes para el que está previsto la celebración de un gran baile de reinauguración del kiosco del Bombé, evento que podría tener lugar coincidiendo con las fiestas de San Mateo, una fecha simbólica, pues el templete diseñado por Juan Miguel de la Guardia fue inaugurado durante la gran fiesta ovetense, en su edición de 1888.

Compartir el artículo

stats