Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fuerte caída en la matrícula de Minas, que solo logra atraer a ocho estudiantes

La Escuela achaca las cifras a "la campaña de desprestigio de los estudios por parte del Rector"

Una clase en la Escuela de Minas de Oviedo. | Luisma Murias

Fuerte caída en las matriculaciones de la Escuela de Ingenieros de Minas. Solo ocho estudiantes han mostrado su interés en emprender estos estudios, aunque la dirección del centro esperaba que el número fuera todavía más bajo debido, denuncian, "a las continuas descalificaciones que sus estudios llevan sufriendo" por parte de la dirección de la Universidad de Oviedo. El director de la Escuela, Francisco Javier Iglesias, asegura que "en base a la mala campaña que venimos sufriendo no lo vemos tan mal". Por esa mala campaña se refiere a los planes del rector, Ignacio Villaverde, para trasladar el centro al campus de Barredo en Mieres

Por lo general, Minas suele tener una veintena de estudiantes matriculados cada curso académico. "Si el propio Rector sale diciendo que nuestros estudios no tienen futuro pues es normal que los estudiantes no se animen a matricularse", asegura Iglesias.

Precisamente el de reanimar las matriculaciones es una de las justificaciones que usa el rectorado de la Universidad de Oviedo para justificar la mudanza. Están convencidos que a orillas del Caudal estos estudios podrán recuperar el atractivo que habían ido perdiendo a lo largo de estos últimos años. Sin embargo, la dirección de la Escuela no tiene la misma visión y para justificar su posición señala que para el grado ligado con el sector que se imparte en Mieres, el de Recursos Mineros y Energéticos, solo lleva cinco matriculados hasta ahora.

El periodo de matrícula en la Universidad de Oviedo es, no obstante, largo y se extiende hasta octubre. Sin embargo, la escuela tiene pocas esperanzas de levantar estas cifras. Tan pocas que, según sus cálculos, como mucho podrían doblarlas. En uno de los escenarios más optimistas alcanzarían los 16 estudiantes matriculados. Se trata de una cifra que continúa estando todavía algo lejos de los resultados obtenidos en cursos pasados. "Al final, el chaval que no tiene claro qué es lo que va a estudiar y tiene dudas entre si irse a Oviedo o a Mieres, suele optar por Oviedo", sostiene Iglesias. La razón, argumentan, es porque tiene mejores comunicaciones que la cuenca del Caudal.

Aguas arriba tampoco va bien la matrícula del máster que imparte la Escuela en Ingeniería de Minas. Lleva cuatro matriculados. "Al final el máster se alimenta del grado y si no hay cantera tampoco se llenará", destaca Iglesias. Es una cadena. La intención de la Universidad es que los alumnos de Minas inicien el curso 2023 ya en Mieres.

Compartir el artículo

stats