Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo confía en que la bajada de precios de las obras permita lanzar su plan de inversiones

El Ayuntamiento espera que las ofertas en las licitaciones se reduzcan en torno al 15% gracias a la estabilización del coste de los materiales

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, conversa con el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, tras estructurar el plan de inversiones para el próximo año.

El Ayuntamiento de Oviedo comienza a percibir ya una cierta estabilización de los precios de los materiales, después de bastantes meses de turbulencias, lo que le permitirá lanzar el ambicioso plan de inversiones con el que pretende alcanzar los 110 millones el año que viene. Una cifra bastante elevada. El consistorio había tenido estos meses atrás bastantes problemas para licitar muchas obras, algunas incluso tuvieron que encarecerse hasta en un 70% para encontrar empresas que estuviera dispuestas a ejecutarlas. Pero ahora la perspectiva ha cambiado. Nacho Cuesta, concejal de Infraestructuras y primer teniente de alcalde, asegura que "estamos apreciando ya una estabilización de los precios e incluso una mínima disminución".

De hecho, el propio consistorio había firmado hace unos meses con la patronal asturiana de los constructores, la CAC-Asprocon, un protocolo para revisar el precio de las obras que estaban en licitación para llegar a incrementar su coste hasta un 20%. El consistorio carbayón, por iniciativa de su alcalde, Alfredo Canteli, fue el primero en adherirse a esta iniciativa que venía derivada de un decreto regional, luego se sumaron a la medida otros gobiernos locales asturianos. Ahora parece que la situación está cambiando. "Ese incremento exponencial de los precios de hace tres meses, que nos llevó a tener que prever importantes aumentos de los costes de la licitación para garantizar que fueran precios atractivos para las empresas, está cambiando y estamos viendo una estabilización con tendencia a la baja", asegura el concejal. Aunque eso se verá con las bajas a las licitaciones que presenten las empresas. "En algunas obras habíamos realizado incrementos que podían llegar hasta el 70% de lo previsto inicialmente en la licitación, pero ahora consideramos que puede haber bajas en las licitaciones que lleguen al entorno del 15%", asegura Cuesta.

La estimación de 110 millones es una especie de peritaje realizado ya con un escenario de precios elevados, con lo que la cuantía podría verse recortada si continúa ese descenso de los costes que ya se comienza a atisbar por el horizonte.

Una de las obras que podría ponerse en marcha de forma casi inmediata es la de la mejora de los accesos a Oviedo por la glorieta de la Cruz Roja. Una actuación que cuenta con un presupuesto de 5,4 millones de euros. Es una de las primeras que se va a adjudicar en este nuevo contexto de estabilización de los precios y puede llegar a marcar tendencia de cara a un futuro no demasiado lejano. Cuesta asegura que "ya han concurrido las empresas y aunque no se han abierto todos los sobres todavía no sabemos las bajas que se han presentado". Será una buena primera piedra de toque para saber si realmente el precio de los materiales está comenzando ya a estabilizarse o se vuelve a las andadas de meses atrás. Muchos de los proyectos que tiene previsto impulsar el Ayuntamiento están ligados a las ayudas que concede la Unión Europea a través de los denominados como fondos Edusi para el desarrollo regional, con lo que las obras tendrían que estar concluidas antes del próximo 31 de diciembre.

No obstante, los 110 millones serán la mayor inversión que realizará el actual equipo de Gobierno municipal que encabeza Alfredo Canteli. En el listado de obras hay unas cuentas relacionadas con recintos deportivos: entre ellas figuran la remodelación del Palacio de Deportes o las nuevas pistas de atletismo del Naranco.

Compartir el artículo

stats