Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Kuivi, el festival que quiere ser un parque

Sostenibilidad, una gran oferta musical y precios asequibles se conjugan en el ciclo de conciertos que revitaliza el Cristo

Asistentes al Kuivi Pop Up durante la tarde del martes. | Marta Agulló

El Kuivi, definitivamente, ha conseguido revolucionar una zona de la ciudad, los barrios del Cristo y Buenavista, que según aseguran los vecinos "está muerta en verano". El evento durará todo el periodo estival y pasarán por ahí más de 100 actuaciones. Una apuesta responsable con el medio ambiente, amiga de los animales y de los niños, pone patas arriba la idea de lo que es la antesala de un hospital abandonado.

Para los que no lo conocen todavía, su esencia es convertir un lugar en desuso –como el antiguo HUCA o el instituto de San Lázaro– en escenario para actividades culturales. "No somos un festival, reivindicamos que somos un parque, estamos habituados a todo el mundo y aquí creamos cultura" explicó Carlos Baumann, el organizador. "Esto no está pasando en ningún lugar de España", añadió. No es la primera vez que ocurre este "milagro", también el año pasado, cuando estuvo instalado en San Lázaro, el Kuivi causó sensación: "Un día llegué a mi antiguo instituto y lo habían convertido en un festival; hoy tenemos la suerte de estar tocando aquí", dijo El Malo durante su actuación del pasado martes.

Los ovetenses llevan ya dos años disfrutando de "la playa de Oviedo" porque como dice su lema, "Kuivi es como estar de vacaciones". El recinto cuenta con dos escenarios: el principal y el conocido como "El Bosque", un lugar paralelo rodeado de verde y tumbonas para disfrutar de la naturaleza, olvidando la urbe, mientras se escucha cualquiera de las muchas propuestas musicales que pasan por ahí.

«El Malo», durante su concierto del martes en el Kuivi. | Marta Agulló

Hasta ahora han pasado por el recinto del Cristo más de 20.000 personas. El primer Kuivi, el de San Lázaro, fueron 45.000 los que acudieron, y la proyección es que, al cierre del festival, se logrará superar las cifras de esa edición anterior. "Estamos viendo que cada día se acerca más gente", asegura Baumann.

Aunque al principio la iniciativa no cautivó a todos, desde la organización se pone en valor la ayuda que recibieron desde las administraciones y desde algunas empresas privadas que no dudaron en apostar por el festival. Además, algunos restaurantes de la ciudad se han colocado de forma permanente en el festival. La comida y bebida que venden es lo que permite que se puedan hacer actividades gratuitas, y también hay espacio para algunos puestos de mercado, a disposición de artistas, artesanos y pequeños comercios. "Los precios son totalmente asequibles, es como si fueras a tomar algo con los colegas y además tienes música gratis en directo. Todo son ventajas", comenta Marisa Astorgano, que acude regularmente a los conciertos.

Conectado con esa vocación por recuperar zonas deprimidas de la ciudad, el Kuivi también se afana por generar el menor impacto posible sobre el medio ambiente. Actualmente, el festival desarrolla una prueba piloto de sostenibilidad con Cogersa y Ecoembes. Para ello, cuentan con contenedores para separar los residuos adecuadamente y da ejemplo con su aderezo reutilizado estilo industrial, que ha caído en gracia entre los asistentes: "te da la sensación de que estás en una película, entre la música y la decoración, es toda una experiencia", sostiene Alba Domínguez, que el martes vivió su primera experiencia en el festival.

Todo apunta a que la fiebre del Kuivi acaba de empezar, ya que sus organizadores apuestan por ampliar sus fronteras. "La idea es independiente del espacio, nos gustaría seguir haciéndolo en Oviedo, pero no nos negamos a ampliar", concluyó Carlos Baumann. La entrada al Kuivi Pop Up es gratuita todos los días. Abre de lunes a sábado a partir de las 18.00 horas y el domingo a las 13.00 horas para el vermú. Y su horario de cierre es: de domingo a jueves a la 1.00 de la madrugada y los viernes y sábados a las 02.00.

Compartir el artículo

stats