Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un millar de pequeñas empresas de Oviedo captan seis millones para digitalizarse

La Cámara de Comercio asegura que hay un "apetito feroz" entre las pymes por tener más presencia online para plantar cara a los grandes negocios

Trabajadores de una empresa de biotecnología de Oviedo. | Irma Collín

Comienza la carrera de las empresas ovetenses para captar fondos europeos para digitalizar sus negocios y, consecuentemente, vender más. A partir del 2 de septiembre el Gobierno abrirá la convocatoria para que las empresas de más de tres trabajadores puedan optar a las ayudas europeas que les permitan mejorar su productividad. Para ser más TIC. La Cámara de Comercio de Oviedo ya ha hecho sus cálculos y viendo las innumerables muestras de interés que lleva recibiendo desde hace meses estima que habrá casi un millar de compañías de lo que considera como "demarcación Oviedo" que vayan a captar estas subvenciones por valor de seis millones de euros. A esas hay que sumar a las medianas empresas del concejo que ya consiguieron fondos para este mismo fin. Fueron medio millar de empresas de entre 10 y 49 trabajadores que lograron casi siete millones. Las cuentas son claras, al final de estas dos convocatorias sumarán unas 1.400 compañías, que habrán captado 13 millones.

Javier Fernández Santiago, que es el responsable de la oficina "Acelera pyme" en la Cámara de Comercio, estima que el dinero que el Gobierno va a poner sobre la mesa "se va a agotar de forma rápida. Rapidísimo". Hay mucha hambre por dar el salto a lo digital. Lo que está cambiando ahora es el perfil de las compañías que van a optar a estas ayudas. Hay un candidato muy claro: las empresas ovetenses que se dedican al negocio del comercio. "La gran mayoría de las consultas que tenemos vienen de ese sector", apunta Fernández Santiago. El dinero lo quieren, principalmente, para montar una tienda en internet con la que poder plantar cara a los grandes de las ventas digitales. "Lo que quieren es tener una tienda digital para vender más", resume Fernández. Lógicamente, el sector de los servicios –hegemónico en la ciudad– es el que más está pujando por captar estas golosas subvenciones.

Estos fondos tienen dos vertientes. Por un lado, buscan respaldar a los conocidos como "habilitadores", una serie de compañías que han sido seleccionadas por el Ejecutivo central que pueden ayudar al resto en ese camino hacia la digitalización. Allanándolo. En Oviedo hay alrededor de una docena de compañías que se han ganado la etiqueta de "habilitadoras". Son, por lo general, empresas tecnológicas que se dedican a asuntos tan heterogéneos como la ciberseguridad, la gestión de las redes sociales o la gestión inteligente de los negocios. Los requisitos para formar parte de esa selecta lista eran bastante elevados, tanto que hubo un buen número de compañías que no consiguieron superar la barrera. La otra cara del "kit digital" son las empresas que pueden solicitar estas subvenciones para mejorar su negocio a través de un "habilitador". El objetivo del Gobierno es el de facilitar esas relaciones comerciales entre ambos, servir de puente.

La que se abrirá ahora será la segunda tanda de las ayudas y, Fernández Santiago, prevé un "apetito feroz" por parte de las empresas ovetenses. Hay muchas ganas de digitalizarse.

Ya el reparto en la primera tanda fue todo un éxito y eso que la convocatoria solo estaba abierta para compañías de un cierto tamaño, aquellas que tienen entre 10 y 49 empleados. Justamente un perfil que escasea en la región –y, por extensión, en Oviedo– que tiene sobrepoblación de pequeñas empresas y autónomos.

Así de primeras, el plan del Ejecutivo de tejer estas redes de colaboración locales –fomentando que las empresas confíen su digitalización a habilitadores de su misma comunidad– está funcionando con éxito. Aunque Fernández Santiago asegura que la firma de estos acuerdos de colaboración está siendo algo más lenta de lo que inicialmente se esperaba. Lo achaca a que el verano está ralentizando algo estas relaciones comerciales, pero estima que a partir de septiembre se producirá un fuerte empujón.

Se esperaba que estas subvenciones sirvieran también para que las compañías den un importante salto en la lucha contra el cibercrimen, protegiéndose contra los ciber cacos que abundan por la red. Pero por el momento, según los dirigentes de la Cámara de Comercio, son pocas las compañías que, por el momento, han solicitado estas ayudas para ese fin. Ganan por goleada las ganas de digitalizarse para poder vender más. Mucho más. Aunque Fernández Santiago estima que la demanda para protegerse de los delincuentes que abundan por internet llegará en estas próximas convocatorias en las que las ayudas se abrirán a empresas mucho más pequeñas.

En el conjunto de la región, las empresas de la hostelería y el comercio son, por el momento, las que más hambre tienen por digitalizarse. Así lo señalan las oficinas de aceleración digital repartidas por la región, una de ellas con sede en la Cámara de Comercio de Oviedo. Estas oficinas son una iniciativa del ministerio de Economía –a través del organismo red.es– y en el conjunto de la región están funcionando ahora mismo tres. Entre sus funciones está la de gestionar las ayudas del "kit digital", una responsabilidad enorme. En un principio, según los primeros cálculos, estás ayudas están dotadas con 3.000 millones de euros y tienen como objetivo impulsar la transformación digital de las pymes mediante una serie de bonos. Aunque visto el enorme interés que han despertado estas subvenciones el Gobierno nacional ya anunció hace unas semanas una ampliación del presupuesto.

Asturias es una de las regiones que más ayudas TIC solicitan

El Principado de Asturias es la segunda comunidad autónoma con el mayor porcentaje de solicitudes del programa "kit digital" del Ministerio de Asuntos Económicos para la digitalización de las empresas. Las compañías reciben hasta 12.000 euros. Este programa –que proviene de los fondos europeos lanzados por Bruselas para reactivar la economía comunitaria tras la crisis del coronavirus– está dotado con 3.067 millones para el periodo entre 2021 y 2023. Según figura entre los objetivos de la Unión Europea, se busca facilitar que las pymes y los autónomos adopten soluciones de digitalización en ámbitos de lo más diversos, como la presencia en internet, el comercio electrónico, la gestión de las redes sociales, la digitalización de las relaciones de los clientes, los negocios inteligentes y la analítica, la implantación de la factura electrónica... Según las cuentas de la Cámara de Comercio de Oviedo, Asturias es la segunda comunidad que más ayudas están pidiendo, solo superada por Castilla y León.

Compartir el artículo

stats