Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan José del Campo Exdirectivo de Thyssen y portavoz del «think tank» por la Escuela de Minas

"El traslado a Mieres extinguirá Minas; el ganador de la operación será Gijón"

"Durante estos años a la Escuela se le ha negado el pan y la sal, se le han negado hasta los medios para tener un mínimo mantenimiento"

Juan José del Campo Goristidi Miki López

Juan José del Campo Gorostidi nació en San Sebastián, aunque lleva medio siglo residiendo en Asturias, donde estudio Ingeniería de Minas en Oviedo y en 1994 obtuvo la cátedra de Ciencias de Materiales. Llegó a ejercer la docencia en la Escuela de Minas de Oviedo y en la de Ingenieros Técnicos Industriales de Gijón. Lo dejó para ser director gerente de la fundición de Thyssenkrupp Guss en Mieres. Es el portavoz del conocido como "think tank" en defensa de la continuidad de la Escuela de Minas en Oviedo y contra el traslado a Mieres que plantea el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, un grupo formado por antiguos estudiantes en su gran mayoría. La mudanza va agotando trámites e, incluso, acelerándose, lo que inquieta a este grupo de exalumnos.

–¿Están desanimados al ver que el traslado a Mieres se acelera?

–De ánimos estamos bien, lo nuestro es una responsabilidad cívica. Nuestra posición desde el primer momento fue muy clara, hicimos un proceso de reflexión y dejamos claro que nuestra intención era la de inspirar y de aportar unas ideas. Hicimos nuestras propuestas que es una aportación a la reflexión y pusimos un concepto de campus STEM encima de la mesa que creo que no se ha considerado lo suficiente.

–¿En qué consiste?

–Es un campus de ciencia, de tecnología, de ingeniería y de matemáticas. En Oviedo se dan unas condiciones únicas porque hay facultades de Ciencias, de Física, de Geológicas, Químicas, hay una facultad de Derecho, otra de Economía y Empresa, y la de Ingeniería de Minas. Si queremos formar dirigentes tenemos que darle la opción a los alumnos que puedan hacer algún curso optativo o algún seminario sobre el derecho aplicado a la empresa. Hay que ir a esa multidisciplinariedad que el concepto STEM engloba.

–Lo que defiende el Rector es que hay un problema de espacio.

–Eso no lo sabemos realmente. El Rector tan pronto dice que tenemos un problema de espacio como que las enseñanzas están obsoletas. La reflexión de nuestro "think tank" pone el acento sobre problemáticas que tiene la Universidad de Oviedo.

–¿Por ejemplo?

–La mayoría de las ingenierías tienen una nota de corte de cinco, y, claro, luego vas a ver las estadísticas y te dicen que en el promedio de los últimos cinco años la ingeniería eléctrica y mecánica tiene una tasa de abandono del 56%. El problema está claro. Los alumnos llegan con un conocimiento insuficiente para cursar unas materias complejas.

–¿Y ahora qué van a hacer como "think tank"?

–Ahora lo que vemos es que se está en un proceso de aceleración en la toma de decisiones. Sin solución de continuidad, se convoca el Consejo de Gobierno y se quiere que en 2023 los estudios de Minas se impartan en Mieres. Así que ante esto nosotros entramos en la fase dos y, como ciudadanos que somos, lo que hicimos fue ir al portal de transparencia de la Universidad. Pero allí nos encontramos con que la información sobre los planes estratégicos solo abarca los años 2018 a 2022. No hay nada de este proceso. Ya hemos pedido información para saber cómo se está actuando. En septiembre nos constituiremos como asociación para poder acreditarnos como parte interesada en este proceso administrativo. Vamos a estar escrupulosamente vigilantes de que se cumple con la ley y que por una voluntad de aceleramiento no se cometan errores conscientes o inconscientes en el proceso.

–¿Qué ha pasado con sus propuestas?

–Se las hicimos llegar al Consejo Social y nos consta que se distribuyeron; al Rector; y al consejero de Ciencia y Universidades, Borja Sánchez. El único que respondió fue el consejero

–¿Y qué les dijo?

–Hizo acuso de recibo.

–¿Les sorprende la velocidad que está tomando el proceso?

–Lo que se pretende hacer es trasladar las titulaciones y una vez que Minas esté en Mieres, la Escuela se acabó. No caigamos en eufemismos, este es un proceso de extinción.

–Parece que en los órganos de la universidad hay poca oposición al traslado.

–Ahí entramos en el principio de autogobernanza de la Universidad. Si una persona que ocupa un cargo de responsabilidad, como el decano de una facultad, y que forma de ese órgano decisor y para el que votar la propuesta del Rector le va a suponer una mejoría de su ámbito de responsabilidad, ¿qué va a votar?

–La ingeniería tiene salida, ¿por qué la mudanza entonces?

–Cuesta comprender que sea por una razón de espacios. En el espacio de diez años los potenciales demandantes de plazas universitarias van a bajar de 8.000 a menos de 6.000, va a haber un recorte demográfico brutal. Y además hay una Formación Profesional en la que se está inyectando una gran cantidad de dinero. ¿Qué cuentos son estos de la falta de espacio? Lo que hay es un proyecto tristemente fallido que es el del campus de Barredo. Parece que la prematrícula para el grado que hay en Mieres es menor aún que el que hay para Minas, pese a todo.

–Pero el Rector dice que en Mieres se ganará en alumnos.

–No sé cómo lo va a hacer. La Universidad de Oviedo oferta este año 1.014 plazas en grados de ingeniería; 45 en la Escuela de Minas; 164 en la politécnica de Mieres; y 805 en Gijón. Tenemos un escenario demográfico pavoroso de aquí a diez años en el que en Oviedo seguirá habiendo unas enseñanzas de Ciencias y lo que quede de Químicas; en Mieres el cambio no va a cristalizar porque no hay masa crítica ni espíritu universitario; y una politécnica de Gijón que ha tenido la capacidad de tener una oferta de nueve grados. El ganador de toda esta operación, si se consuma, va a ser Gijón, porque sí que tiene una masa crítica suficiente para pasar este invierno demográfico mejor que otros. Este movimiento destroza la posibilidad de un campus STEM en Oviedo.

–¿En la sociedad hay desconocimiento sobre lo que son estos estudios?

–Pese a todos los esfuerzos de divulgación que se hacen es un discurso que no cala. La sociedad es como muy impermeable. Esta es una titulación que tiene una tasa de empleabilidad más alta que esas otras que dice el Rector que no le caben en el aula. A la Escuela de Minas estos años se le ha negado el pan y la sal, se le han negado los medios para tener un mínimo mantenimiento y la implantación de grados como el de Energías Renovables, que se pondrá en marcha cuando se haya extinguido la Escuela de Minas.

Compartir el artículo

stats