Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo ha renovado ya en dos años un tercio de la plantilla de su Policía Local

Arrancan las oposiciones para las nuevas plazas de 35 agentes, que empezarán a trabajar en prácticas a comienzos del próximo año

Con la publicación en el Bopa, esta semana, de las correspondientes convocatorias, el Ayuntamiento de Oviedo acaba de poner en marcha las nuevas oposiciones para Policía Local, que traerá 45 nuevos agentes a la ciudad, 36 por el turno libre y nueve procedentes del concurso de traslados para funcionarios que trabajen en otros municipios. Con esta convocatoria, el área de Seguridad ha logrado renovar, en dos años, casi una tercera parte de toda su plantilla de la Policía Local.

El anterior proceso selectivo, en 2020, trajo 42 agentes, 35 libres y 7 por traslado, y con esta nueva tanda serán ya 87 agentes, casi un tercio sobre una plantilla que ronda los 270 efectivos. Con la nueva convocatoria, explica el concejal, José Ramón Prado, "se impulsa el proyecto de rejuvenecimiento de la plantilla, proceso que se inició hace dos años y que ya propició la incorporación de un buen número de agentes".

Los nuevos candidatos a ocupar alguna de las plazas para convertirse en policías locales de Oviedo tienen ahora 20 días hábiles para presentarse a las oposiciones, esto es, hasta el 6 de septiembre. Deberán abonar los 19,25 euros de los derechos de examen y cumplir con los requisitos de la convocatoria: nacionalidad española, mayores de edad, título de bachiller, técnico o equivalente, estatura mínima de 1,65 metros (hombres) y 1,60 metros (mujeres), no haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de las administraciones públicas ni tener inhabilitación, estar en posesión de los permisos de conducción A y B o equivalentes y carecer de antecedentes penales por la comisión de delitos dolosos.

Pasados esos 20 días, el Ayuntamiento anunciará el calendario para las pruebas de los nuevos agentes, que según los cálculos del concejal Prado podrían estar ya ejerciendo sus prácticas en Oviedo a comienzos de año, en febrero, y tomar posesión de su plaza de funcionarios en torno al mes de mayo. Las plazas de movilidad correspondientes a los 9 agentes que quieran a optar a ingresar en el cuerpo de Oviedo procedentes de otros municipios siguen otro proceso, más rápido, y antes de que finalice el año ya podrían estar incorporados a la plantilla municipal.

Además de esta oferta, Seguridad Ciudadana también quiere poder cuadrar otra buena tanda de renovación con las jubilaciones de este año, aunque todavía no aportan cifras. Sí tienen previsto distintos procesos de promoción interna, con la promoción de 6 mandos este año (dos intendentes, un inspector y un subinspector) y otros 4 para el año que viene (dos intendentes, un inspector y un subinspector).

Por otra parte, la renovación de la plantilla no solo llegará con la incorporación de nuevos agentes. Desde el área de Seguridad Ciudadana explican que ya han puesto en marcha un plan de modernización tecnológica que permitirá contratar nuevo software y equipos de recogida de información para los agentes a través de teléfonos inteligentes. Todos estos nuevos equipos, indica José Manuel Prado, "supondrá una sensible mejora en la gestión del personal policial, facilitando que parte del personal que hasta ahora realizaba tareas administrativas pueda quedar liberado y se incorpore a patrullar las calles". De esta forma, explica, "se reducen las tareas de carácter manual en el manejo de la información".

Otros recursos, tanto de técnicos como de equipos especiales, que ahora se tenían que dedicar al funcionamiento burocrático diario de la Policía Local también quedarán liberados con la modernización tecnológica y podrán destinarse a otros proyectos, como la zona de bajas emisiones o el control de los sistemas de videovigilancia.

El plan de modernización tecnológica de la Policía Local también supondrá el fin de los problemas que arrastraba el cuerpo en la gestión de los dispositivos fijos que emitían multas de tráfico, como los fotorojos o los radares. Tal y como publicó este periódico, el fallecimiento de un ingeniero que había logrado solucionar distintos problemas técnicos derivados del cambio de la empresa encargada de gestionar estos aparatos, había dejado a la Policía Local sin acceso a las fotografías de los vehículos infractores y con un serio problema en la gestión de estas multas. Ahora, con el nuevo sistema, se anuncia un cambio global de la gestión de estos aparatos, sus multas y las bases de datos donde se aloja toda esta información.

En Bomberos

La oferta de las plazas vacantes en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) se queda lejos del ritmo alcanzado en la Policía Local, aunque el Ayuntamiento ha logrado poner en marcha una convocatoria de 13 plazas. Estas oposiciones para los bomberos locales han sido, de hecho, el principal motivo de los conflictos laborales en el cuerpo, pues la mayoría de la plantilla acusa al gobierno municipal de no lanzar las vacantes y tratar de suplir las carencias de forma muy precaria, incumpliendo los mínimos de trabajo sistemáticamente, insisten. El conflicto acabó finalmente con la convocatoria de estas plazas, 4 ampliables a 13. Para el próximo año, además de varias plazas de promoción interna, está previsto sacar otras 5 ampliables a 7.

Compartir el artículo

stats