Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Neira, pregonera de San Mateo: "Oviedo me da fuerza, raíz y solidez para ir por el mundo"

La doctora, en primera línea contra el covid como directiva de la OMS, confía en "estar a la altura" y confiesa que la responsabilidad le "sube la adrenalina"

Maria Neira, directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, en una imagen de archivo. JULIO CARBÓ

La doctora María Neira, que se ha batido en mil batallas y que ha estado en primera línea de la lucha contra el covid desde su puesto de directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS (Organización Mundial de la Salud), confiesa que la encomienda que le ha hecho el Ayuntamiento de Oviedo, ciudad a la que está estrechamente ligada por vínculos familiares y académicos, le "sube la adrenalina". Acostumbrada como está a dar conferencias y entrevistarse con las más altas personalidades internacionales, ser pregonera de las fiestas de San Mateo y dirigirse a los vecinos y los visitantes de Oviedo desde el balcón consistorial, el próximo 9 de septiembre, le supone, pese a su bagaje, "una gran responsabilidad".

"Para mí, Oviedo es algo central en mi vida, mis padres están allí, mi familia y mis amigos están ahí", explica a LA NUEVA ESPAÑA desde su despacho en la sede de la OMS en Ginebra. "Oviedo me da fuerza, también mucha raíz, mucha solidez para afrontar lo que hago después, viajando y yendo por el mundo. Saber que tienes un lugar donde te quieren y te conocen, y gente con que hablar y disfrutar de la vida sencilla, tomar un culetín de sidra y celebrar cosas como ésta es muy agradable", reconoce.

"Contenta y muy agradecida", María Neira se ha propuesto escribir un pregón "que no sea ni aburrido ni pesado". "Espero no quedar mal y que los vecinos de Oviedo puedan tener un inicio de fiestas como se merecen, con el buen humor, la simpatía y el buen ambiente que hay siempre en la ciudad. Confío en estar a la altura", comenta la doctora langreana, nacida en La Felguera en 1962 aunque es en Oviedo donde reside su familia y donde pasó su juventud, como estudiante de Medicina y Cirugía, antes de especializarse en Salud Pública, Endocrinología y Nutrición en Francia y completar su formación en Suiza.

El año pasado, la doctora recibió una de las medallas de plata que concede el Principado de Asturias y, coincidiendo con ese viaje, la Diputación de Orense también le entregó en Oviedo el premio "Ourensanía", de manos de Manuel Baltar, el presidente de la Diputación de Orense, y en presencia del Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli.

El de María Neira es, además, uno de los nombres que el gobierno de Canteli ha elegido para renovar el callejero franquista tras la última modificación operada por la aplicación de la Ley de Memoria Democrática del Principado. El nombre de María Neira, tal y como aprobó la Junta Local de Gobierno, sustituirá el de Marcos Peña Royo, uno de los afectados por la nueva normativa regional.

La elección de la directiva de la OMS encaja en la trayectoria de pregoneras vinculadas a la ciudad que son profesionales de reconocido prestigio, explicaron desde el Ayuntamiento al anunciar su designación. La doctora recibió el ofrecimiento muy agradecida y, según fuentes municipales, "no se lo pensó ni un segundo a la hora de aceptar la invitación". "Me toca hablar en publico y dar conferencias con mucha frecuencia, pero confieso que dar un pregón tiene su punto de dificultad; estoy muy contenta y, por supuesto, muy agradecida", confirmaba ayer María Neira. "Cada vez que voy a Asturias y a Oviedo tengo muy buenas vibraciones", añadió, y sobre su encomienda del 9 de septiembre admitió: "Me supone un poco de adrenalina y de estrés, pero intentaré empezar las fiestas como se debe".

Compartir el artículo

stats