Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los nombres de Canteli: el PP afronta la confección de su lista en Oviedo con un líder claro, pero preocupado por los números

Están en juego la cartera de Economía y el orden de los lugartenientes del actual regidor

Canteli, a la izquierda, y los principales de su lista. De izquierda a derecha, Mario Arias, Nacho Cuesta y Conchita Méndez

Se acerca la campaña a las próximas elecciones municipales y, si hay un partido que tiene claro quién encabezará su lista en Oviedo, es el PP. Alfredo Canteli tratará de revalidar su cargo y hacerse fuerte en la plaza de la Constitución. Por debajo del actual alcalde, sin embargo, todos son contingencias. En la ecuación de la futura lista de los populares para el Ayuntamiento entran muchas variables: la bicefalia del partido en la capital, las posibles imposiciones de la ejecutiva local y regional, la falta de "carné" del expresidente del Centro Asturiano, sus buenos lazos con Génova y la incógnita sobre el futuro del líder de Ciudadanos y actual mano derecha de Canteli, Nacho Cuesta. Los números le salen al PP, pero tiene que darles un orden y el reloj empieza a correr.

Los hombres –y la mujer– de Canteli serán, previsiblemente, los que ya son: Nacho Cuesta, Mario Arias y Conchita Méndez. Su gente, los de máxima confianza y con los que comparte y departe de manera habitual todos los temas de ciudad.

El actual primer teniente de alcalde terminó convirtiéndose en una suerte de delfín de Canteli casi de rebote. Liderando la lista de Ciudadanos, su pacto con el PP le colocó como segundo de abordo y aglutinó "medio ayuntamiento" bajo su mando, aunando las concejalías de Urbanismo e Infraestructuras. Del pacto surgió la amistad y esa amistad le ha abierto una puerta al líder naranja para subirse al caballo ganador de Canteli. La cuestión es cómo dará un salto que todo el mundo da por hecho. El PP no consentirá que encabecen la lista dos personas que no están afiliadas. Canteli podría salvar a su pupilo por una módica cuota y llevando un carnet más en la cartera, pero no parece lo más probable. La otra opción es que a Cuesta le pongan sobre la mesa la oferta de ir de número tres y, por tanto, detrás del otro sucesor de Canteli: Mario Arias.

El exsenador gana enteros para convertirse en el primer teniente de alcalde si es que el PP aprovecha la ola Feijóo y el declive de sus actuales socios para conseguir una hipotética mayoría absoluta con la que, ahora, sueñan en las plantas altas de la Casa Consistorial. Hombre de partido, con responsabilidades y amistades en Génova, tiene dos de los avales para serlo: su enganche en Madrid y la confianza de Canteli. Conchita Méndez será, sin dudas, la tercera. Primera espada del Alcalde desde su etapa en el Centro Asturiano cerrará la guardia pretoriana del regidor junto al concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, otro de los actores principales de los hombres de Canteli.

Tras el baile de los primeros puestos llegan las dudas. Igual que en la calle, las cuentas son la principal preocupación en el Ayuntamiento. En la concejalía de Economía a es donde se prevé que tenga lugar el principal cambio. Javier Cuesta, actual responsable del área, fue uno de los ediles "impuestos" por la dirección del partido en Oviedo, que sigue bajo la batuta de Agustín Iglesias Caunedo como presidente. Desde el inicio del mandato ha protagonizado buena parte de las tiranteces que han tenido lugar en las juntas de gobierno con el Alcalde. Difieren en opiniones y estilo de mando. Aunque la relación es cordial, Cuesta estaría de acuerdo con su salida de la lista y con la aspiración –según fuentes populares– de saltar a la política regional. Ese vacío lo ocuparía un valor al alza del equipo de Canteli: Leticia González. La edil de Políticas Sociales, que ha pasado por Garrigues o Banco Santander, estaría haciendo valer su currículum para ponerse al frente de las cuentas del Consistorio.

El "exceso de poder" –y responsabilidades– de Nacho Cuesta también sería algo que se querría remediar si finalmente se pone la chaqueta azul. De mejorar resultados, fácilmente aparecerían como concejales dos asesores actuales del grupo, el arquitecto José Ramón Pando –viejo conocido de los plenos municipales– y el ingeniero de minas Álvaro Fernández . Ambos tienen el perfil necesario para coger las riendas de Infraestructuras o Urbanismo.

Gerardo Antuña, aunque no esté en todas las oraciones del Alcalde, sigue teniendo la "experiencia" municipal que le falta a parte del equipo de Canteli. "Perro viejo" de la política y del gusto del partido en Oviedo es un valor al alza si se necesita alcanzar pactos. Al contrario que muchos de sus compañeros mantiene buenas relaciones a izquierda y derecha del arco parlamentario municipal. Y, aunque el viento que viene de Galicia acompañe, las últimas elecciones ya hicieron que el PP tuviese que apoyarse en el bastón naranja para gobernar. De ocurrir de nuevo, lo más fácil es que el futuro matrimonio del PP sea con Vox y no parece que los de Abascal vayan a ser tan mansos como Ciudadanos.

Ediles como Alfredo García Quintana (Hostelería y Turismo) o Covadonga Díaz (Festejos), previsiblemente también repetirán en la lista. Queda por ver si, con la posible salida de Javier Cuesta el PP local coloca algún otro nombre.

Compartir el artículo

stats