Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pepe Rionda: "Lanzar el chupinazo es un premio al trabajo con el equipo"

El presidente del Balonmano Base Oviedo estará en el balcón junto a la pregonera, María Neira

Pepe Rionda, con la camiseta del Base Oviedo. Miki López

Pepe Rionda, presidente del Club Balonmano Base Oviedo, lanzará este año el chupinazo que dará inicio a las fiestas de San Mateo. Rionda, quien se siente especialmente emocionado y agradecido por la encomienda que le ha hecho el Ayuntamiento de Oviedo, estará el día de la inauguración de las fiestas en el balcón del Ayuntamiento acompañado de la doctora María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que será la encargada de leer el pregón de las fiestas. "Es todo un honor inaugurar las fiestas con una doctora de esa categoría", subraya el presidente del Base.

"Para mí dar el chupinazo en Oviedo es todo un honor y una alegría, me siento muy satisfecho y contento por la oportunidad" confiesa emocionado Rionda. El chupinazo que se celebrará el 9 de septiembre en la plaza del Ayuntamiento será un evento "inolvidable", explica.

Rionda comenzó su trayectoria como delegado y directivo del histórico club Balonmano Naranco, donde ya entonces se esforzó en alentar a los jugadores de la cantera. Hace 25 años, de la mano de Paco Álvarez, José R. Villa, Fernando Pastor o José Emilio Martínez Fariza, creó el actual Club Balonmano Base con el mismo objetivo: fomentar a los canteranos desde edades muy tempranas, embarcándose así en un proyecto que no existía en la ciudad.

"Llevo 30 años en Oviedo, una ciudad a la que le tengo mucho cariño y agradecimiento por todos los momentos vividos. Pienso que este gran acto fue una recompensa por haber trabajado tan duro con el equipo durante este tiempo. Además, este año ha coincidido con el ascenso del equipo a División de Honor Plata (la segunda categoría nacional de balonmano masculino en España), por lo cual es una alegría doble", concluye.

Compartir el artículo

stats