Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece a los 57 años el conocido hostelero Andrés Herrero, que regentó el Plaká

Oviedista "hasta la médula", era conocido como "meteoro" de sus tiempos de atleta

Andrés Herrero.

La ciudad despide a un conocido hostelero. Andrés Herrero, que regentó el Plaká de la calle Altamirano en las décadas finales del pasado siglo, falleció este miércoles en Oviedo, tras una larga enfermedad. Tenía 57 años.

En su juventud practicó el atletismo en el San Ignacio, donde incluso le pusieron un apodo por su velocidad que le quedaría de por vida: "meteoro". Hombre afable y con gran don de gentes, Herrero comenzó a llevar el Plaká, en la calle en 1985, junto a su socio a Carlos Sánchez Alcántara, "Tito". Abierto tres años antes, el Plaká era ya todo un referente en la noche ovetense, pero con "Tito" y Andrés Herrero alcanzó sus mayores cotas de popularidad, sobre todo en los momentos finales de la década de 1980, antes de la peatonalización del Antiguo.

El local fue una auténtica escuela de hosteleros, con muchos camareros que tras formarse en su barra acabarían montando sus propios negocios, y también la punta de lanza de la introducción del pop español de la época en la ciudad. "Tito" Sánchez Alcántara y Andrés Herrero dejaron la gerencia del local en 2003, y "Meteoro" se fue durante unos años a vivir fuera de la región, a Sevilla, antes de retornar a Asturias. Nunca abandonó, eso sí, su pasión por el Real Oviedo. "Era un tío fenomenal y oviedista hasta la médula", sostienen sus allegados.

La iglesia parroquial de Santa María la Real de la Corte acoge esta tarde, a partir de las 18.00 horas, un funeral por su eterno descanso.

Compartir el artículo

stats