Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo instala ya la red de recarga de coches eléctricos y el carril bici de La Corredoria

Nacho Cuesta afirma que la renovación de la flota urbana de buses para que no contamine y la zona de bajas emisiones se harán "con o sin financiación extra"

Por la izquierda, el director de desarrollo de negocio de TotalEnergies, Antonio González-Lamuño; Ángel García, de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos; Nacho Cuesta y el director de Urbanismo, Jorge Mier.

Ayer se celebraba el "Día mundial sin automóvil", y aunque Oviedo, a diferencia de otras ciudades, no se sumó a la iniciativa de restringir parcialmente el uso del vehículo privado –"no somos muy de prohibir", argumentó el concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta–, sí aprovechó la jornada para presentar una feria de movilidad sostenible que se celebra este año por primera vez y para poner encima de la mesa toda la política de bajas emisiones, transporte verde y menos contaminación que están preparando. De todo lo anunciado por Cuesta, destacaron dos acciones que, recalcó, se pondrán en marcha de forma "inminente": la instalación de una red de puntos de recarga para el vehículo eléctrico y el primer proyecto de carriles bici en la ciudad.

En el primer caso, el teniente de alcalde confirmó que ayer mismo se había llevado a la mesa de contratación la propuesta de adjudicación de 40 puntos de recarga para vehículos eléctricos distribuidos "de forma equitativa" por la ciudad. "Oviedo", explicó, "fue una de las primeras ciudades que apostó por fomentar el uso del vehículo eléctrico privado bonificando el cien por cien del aparcamiento en las zonas de estacionamiento regulado sin coste alguno". Ahora, además de la instalación de estos nuevos puntos de recarga, la concejalía también ultima varias propuestas para que se instalen en la ciudad algunos de los sistemas de vehículos eléctricos compartidos que ya funcionan en algunas localidades españolas.

Sobre los carriles bici, Cuesta fue más precavido –"si algo he aprendido en estos tres años es a no dar plazos"– pero avanzó que hay, al menos, tras líneas de acción para que Oviedo acabe teniendo el ansiado sistema para la movilidad ciclista. Lo inmediato, aseguró, será un proyecto de carriles bici a través de La Corredoria, Lugones y el Polígono del Espíritu Santo que enlazarán con la red que ya está ejecutando, en zonas limítrofes, el concejo de Siero. La idea del Ayuntamiento es conectar la nueva red con la del municipio vecino para, a la postre, acabar conectándola a la que se despliegue, más tarde, por el resto de Oviedo.

Para este proyecto concreto de los carriles de La Corredoria, Lugones y el polígono del Espíritu Santo Cuesta explicó que ya hay un millón de euros presupuestados para este año y que los trabajos están listos para licitarse de forma inminente. No será tan inmediato el otro proyecto de pistas ciclabes que el Ayuntamiento quiere desarrollar entre La Florida y Las Campas. Allí la idea es avanzar fórmulas de lo que podrá ser, luego, la gran red que se proyecta para toda la ciudad, pero en este caso todavía se está analizando el trazado y las conexiones.

Por último, Nacho Cuesta explicó que el Ayuntamiento también ha contratado una asistencia técnica para que una empresa especializada plantee un proyecto para desplegar carriles bici por toda la ciudad. Este trabajo, detalló el concejal, "está próximo a terminarse y contamos con que la empresa nos lo entregue dentro de muy poco tiempo".

Más allá de las bicis y los vehículos eléctricos, Oviedo tiene que afrontar ya el proyecto de su Zona de Bajas Emisiones (ZBE), una obligación legal pero también un proyecto, insistió Cuesta, en el que ya se está trabajando y hay "mucho avanzado".

Aunque el plan ZBE ya intentó en otras ocasiones conseguir financiación de los fondos "next generation", Nacho Cuesta aseguró que la ZBE se desplegará "haya o no haya financiación extra". En parecidos términos se refirió a la flota de vehículos eléctricos, que en la última convocatoria de fondos europeos quedó fuera de las ayudas pero se subvencionaban los cargadores. También en este caso Cuesta afirma que toda la flota acabará renovándose para que todos los vehículos tengan cero emisiones. "La apuesta por que los 69 autobuses de Oviedo esan todos ellos eléctricos es un compromiso claro, y, también en este caso, haremos la transformación cuente o no con una subvención, es algo que vamos a llevar a cabo", afirmó.

Más allá de estas declaraciones, el Ayuntamiento de Oviedo ya confirmó a principios de mes que iba a solicitar por segunda vez al Ministerio de Transportes su proyecto de ZBE, el "Oviedo central" alrededor del Campo San Francisco. El programa que se presenta a las nuevas ayudas de los Next Generation está presupuestado en nueve millones de euros.

La normativa de la Unión Europea establece que el centro de las ciudades de más de 50.000 habitantes tienen que quedar cortadas al tráfico más contaminante, es decir, los vehículos de más de quince años, y que esa prohibición debe comenzar el 1 de enero de 2023.

El establecimiento de un perímetro para los vehículos que dispongan de etiqueta verde por parte de la DGT se desarrollará de forma "amable", ha repetido muchas veces el Ayuntamiento. Eso quiere decir que el Ayuntamiento quiere paliar las molestias que pueda causarles a los conductores con medidas tales como aparcamientos disuasorios fuera de la zona protegida. El proyecto incluye también la instalación de cámaras para controlar los accesos al "Oviedo central", por donde, según los cálculos municipales, hay unos 37.000 vehículos que a partir del uno de enero ya no podrán circular.

La Losa acoge desde hoy una muestra de movilidad sostenible con las principales marcas


La primera edición de la Muestra de la Movilidad Sostenible de Oviedo (Moveo) arranca hoy en la Losa de Renfe y se prolonga hasta el domingo con las principales marcas y experiencias que en esta materia se están desarrollando en España. Habrá más de 50 expositores y los organizadores, la Asociación de Usuarios de Vehículo Eléctrico (Auve) y la concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente, pretenden ofrecer al público que pase por allí una experiencia integral: que puedan probar los distintos vehículos eléctricos, los puntos de recarga, los nuevos prototipos e incluso acudir a la muestra con un sistema de coches compartidos. Ángel García, responsable institucional de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos explicó ayer, en la presentación de este programa, que "el objetivo de la muestra es demostrar a la ciudadanía que hay una movilidad alternativa: sostenible, eléctrica y para todos a la que hay que añadir el vehículo compartido".

Además de mesas y ponencias, habrá muestras de carga en vivo; zonas de vehículos compartidos; se mostrará el vehículo y la moto eléctrica de la Universidad de Oviedo. Entre otras empresas, en la feria estarán presentes BBVA, Alsa, Efibat, Adarsa, Tartiere Auto, Guppy, Fenie, Hunosa, Autosa, Faen, Siastur, Alimerka y Masymas. TotalEnergies ofrecerá cuatro puntos de recarga, desde 7,4 KW hasta 60 KW, y expondrá el Formula Student que ha desarrollado un equipo de la Universidad de Oviedo. Decathlon tendrá también una zona de bicis y patinetes eléctricos.

El programa de actividades arranca hoy a las 11.30 horas con la inauguración oficial, en la que participarán el presidente de Auve, Miguel Agirregabiria, la Directora general de Minería Belarmina Díaz, el presidente de Total Energies Javier Sáenz de Juberas y el Director general de Urbanismo de Oviedo, Jorge Fernández-Mier. A lo largo del día habrá mesas redondas sobre los "retos de la movilidad y la sostenibilidad en Asturias", "El papel de las empresas para un futuro más sostenible", "Cómo viajar en coche eléctrico" y "Cómo nos moveremos en las ciudades en los próximos diez años". La jornada del sábado estará dedicada al coche eléctrico y en la del domingo habrá un encuentro sobre soluciones fotovoltaicas.

Compartir el artículo

stats