Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo cierra el mejor verano desde 2017, con más de 320.000 noches de hotel

La ciudad consolida su hegemonía turística en Asturias, muy por delante de Gijón, y desbanca a Santander y La Coruña en viajeros y pernoctaciones

Turistas en Oviedo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a la ocupación turística de agosto han confirmado las buenas expectativas de Oviedo en la campaña estival. La ciudad ha cerrado las cifras de junio, julio y agosto con los mejores resultados de los últimos cinco años, ya por delante de las cifras antes de la pandemia, consolida su posición hegemónica en Asturias, acrecentando la ventaja ante Gijón en viajeros y pernoctaciones, y consolidando una posición por delante de Santander y del norte de Galicia. Solo el País Vasco o Santiago ofrecen mejores resultados que la capital del Principado.

La suma de las campañas de junio, julio y agosto dejó en Oviedo 320.411 noches de hotel y 153.491 viajeros. Estos datos suponen un 10,8% y un 13,2% más que el año pasado (respectivamente) y un 9,2% y un 5% más si se compara con el año 2019, el último sin pandemia.

Con 42.776 viajeros menos y 40.726 noches de hotel por debajo, la progresión de Gijón fue buena respecto al año pasado, aunque por debajo de la de Oviedo, pero negativa si el balance se hace respecto al último año sin covid, que arroja mermas en el turismo entre el 15% y el 22%.

En el contexto cantábrico, Oviedo es el único destino que, junto con los del País Vasco, ha logrado mejorar los resultados previos a la crisis sanitaria. Así, La Coruña, con 319.637 noches de hotel en los tres meses de verano, se queda por debajo de Oviedo. Y lo mismo le pasa a Santander, con 309.270 pernoctaciones.

Los buenos datos de la campaña estival no son, sin embargo, el resultado de un buen agosto. Las cifras de ese mes no son malas, y Oviedo sigue por delante de todos sus competidores, pero el análisis limitado a esos 31 días concluye que el turismo agosteño fue mejor el año pasado, cayendo algo más de un 4% las pernoctaciones y los viajeros.

Todo lo contrario es lo que ofrecen los datos del acumulado del año, pues transcurridos los ocho primeros meses Oviedo ya suma un 60,25% más de pernoctaciones que el año pasado y un 8,64% más respecto a 2019.

Un repaso más amplio a los números del turismo estival en la capital del Principado indica que todavía se está lejos de repetir las cifras récord que se establecieron en 2015, cuando en los tres meses de verano se sumaron 323.545 noches de hotel. Pero la gráfica también permite comprobar cómo se ha dado la vuelta a la tortilla y la diferencia que Gijón sacaba a Oviedo en 2012, en todas las categorías, ahora se ha dado la vuelta y la capital del Principado ha consolidado esa posición hegemónica como destino turístico para los viajes a la región.

Por otra parte, Oviedo también se desmarca de la tendencia nacional, pues mientras el número de viajeros acumulado a lo largo del año ha caído un 7,1% en España respecto a 2019 y el de noches de hotel hasta agosto también disminuyó un 8%, en Oviedo los primeros crecen un 5% y los segundos un 8,6%. Buenos datos, por tanto, para la capital del Principado que consolida el crecimiento iniciado entre los años 2014 y 2015 y que luego quedó interrumpido por la pandemia.

Compartir el artículo

stats