Oviedo acogerá el próximo sábado 1 de octubre una de las noches más especiales e intensas del año. La décima edición de la Noche Blanca, que organiza la Fundación Municipal de Cultura en colaboración con varias entidades e instituciones, será, según los organizadores, la más espectacular de todos los años. Tendrá casi 40 localizaciones repartidas por toda la ciudad en un maratón de 15 horas ininterrumpidas de cultura, nuevas tecnologías y espectáculos por todo lo alto y totalmente gratuitas.

Una novedad es el patrocinio de una institución tan destacada como la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, que colabora en esta décima edición de la Noche Blanca con el mecenazgo único de una actividad inédita y sorprendente. Esta colaboración trae a la Noche el vídeo-mapping bautizado Amalgama, que se va a proyectar durante varias horas sobre la fachada del Teatro Campoamor.

Se trata de una obra del artista Daniel Canogar, en la que se van a mostrar obras de arte icónico, desde el Renacimiento hasta el arte contemporáneo, y que va a ser un espectáculo para los sentidos y una de las producciones más llamativas de esta edición, en un año muy especial para el teatro Campoamor, que acaba de cumplir 130 años.

Como cada año, siguen sumándose a la Noche Blanca entidades y se sigue creciendo en localizaciones. Concretamente en el claustro del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, en el teatro Filarmónica y en el Campoamor, en la antigua Fábrica de Armas de la Vega, la Catedral, el Campo San Francisco o la antigua sede de Banesto en Marqués de Santa Cruz.

Los ciudadanos van a poder enredarse en espectaculares anillos de luz que rodearán los árboles del Campo San Francisco: podrán asistir a la improvisación poética de ocho escritores que van a “crear” sobre la marcha pertrechados con sus máquinas de escribir, en el Claustro del Edificio Histórico, o participar en el Operatón, un maratón de canción lírica en el que los aspirantes a cantantes van a poder sentirse por una noche la Callas o Pavarotti en el Campoamor.

El presidente de la Fundación Municipal de Cultura, José Luis Costillas quiere dar las gracias a todas las entidades e instituciones participantes: la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, la Fundación Ópera, la delegación de Defensa, la OSPA, las galerías de arte, los Museos de Bellas Artes y el Museo Arqueológico de Asturias, el Banco Sabadell Herrero, la catedral y la Cámara de Comercio de Oviedo, entre otros. José Luis Costillas señala que “entre todos vamos a conseguir que estos diez años de Noche Blanca que van a iluminar la noche del sábado 1 de octubre queden para siempre instalados en nuestra retina como una de las experiencias culturales más especiales del año. Una noche para vivir en familia, con amigos y para atraer a muchos visitantes desde fuera de Oviedo”, señala José Luis Costillas.