Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un sector que, liderado desde la capital, crece con fuerza

La industria de defensa exhibirá en Oviedo su potencial ante altos cargos del Ejército

Una treintena de compañías, lideradas por Santa Bárbara y Expal, mostrarán sus novedades tecnológicas en la nave de cañones de La Vega

Una vista aérea de la Fábrica de la Vega.

La industria asturiana ligada con el Ejército hará exhibición de músculo en Oviedo frente a las máximas autoridades del Ministerio de Defensa e Industria. Una treintena de compañías regionales ligadas a este sector, que poco a poco va consolidándose y ganando peso, participarán en la primera feria de Defensa que se celebrará en la región. La cita tendrá lugar en la nave de cañones de la fábrica de La Vega, un escenario que antaño había sido referente del sector, el 24 de noviembre. El evento está organizado por el Clúster de Defensa que acaba de nacer en la región y que lideran las dos grandes compañías asentadas en Trubia, Santa Bárbara Sistemas y Expal, y que dirige David González, del centro de investigación Idonial.

"Nuestra intención es generar una industria de defensa coordinada y potente en tecnología en la región", asegura González. Por eso a la cita de noviembre le han puesto el nombre de Foro de innovación tecnológica de Asturias para la industria de la defensa, aunque lo han abreviado a Fintas, que es un término militar. El plan es que sea inminentemente práctico. En la nave de cañones las compañías del sector podrán hacer gala de todo su potencial. Entre los invitados figuran ya altos representantes de los ministerios de Defensa e Industria. "Los responsables de tecnología en Defensa ya nos han confirmado que van a venir", apunta. Es decir, aquellos que luego toman las decisiones sobre aquellos avances que puede llegar a incorporar el Ejército. "Es un hito porque vamos a traer doscientas personas a un entorno como es la fábrica de armas que es muy peculiar, y va a ser la primera vez que las empresas asturianas puedan mostrar sus avances tecnológicos a las autoridades militares; pero también vamos a invitar a compañías de otras comunidades para intentar generar conexiones y de trabajo en equipo", describe González. De fuera, la previsión es que se reúnan en Oviedo unas setenta empresas. En total, sumadas a las asturianas se andarán rondando las cien compañías. "Es un evento muy ambicioso", apunta González.

Está previsto que la demostración tecnológica dure unas dos horas. "Queremos que sea muy práctica", asegura el portavoz del Clúster. Habrá stands para las empresas asturianas, pero no por compañía en función de las temáticas. "Queremos que quede muy claro qué es lo que sabemos hacer en Asturias", asegura González. Por lo que habrá siete zonas bien diferenciadas para resaltar las áreas en las que la industria asturiana ligada al ámbito militar es fuerte. Son: diseño, ingeniería y fabricación avanzada –en la que se exhibirán vehículos como el Ascod que Santa Bárbara fabrica en Trubia, así como otros más actuales para que se pueda hacer la comparación de la evolución tecnológica–; otra de sistemas de protección del combatiente (como chalecos antibalas); una más de robótica y sistemas terrestres (con el robot de Alisys); habrá una zona de impresión en tres dimensiones (con demostraciones sobre el terreno); otra, más sensible, para armamento, municiones y sistemas de defensa; una más dedicada a las nuevas tecnologías; y una última ligada con la medicina, alimentación y fabricación de tejidos humanos. Son áreas en las que las empresas asturianas tienen un elevado control.

Antes de ese evento esta industria irá calentando motores con un seminario que impartirá el subdirector de inspección y estrategia industrial, Pedro Fuster, en la capital asturiana el 17 de octubre y en el que dará una visión general de este sector a nivel nacional. "Todas las inversiones que llegan a Defensa pasan por su departamento", destaca González.

Compartir el artículo

stats