Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Seminario de Oviedo estrena el curso académico con nueve incorporaciones a sus distintas titulaciones

El Arzobispo, Jesús Sanz Montes, reaparece en público tras operarse un quiste de riñón: "Estoy en plena recuperación, pero me encuentro bien"

En la mesa, por la izquierda, Manuel Sánchez Monge, Jesús Sanz Montes y Fernando Llenín durante el acto inaugural del curso del Seminario Metropolitano de Oviedo. | LNE

"Estoy en plena recuperación, pero me encuentro bien". El Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, reapareció en público tras operarse de un quiste en el riñón el pasado día 19 con motivo de la inauguración del nuevo curso académico del Seminario Metropolitano de, que este año contará con 31 alumnos en sus diferentes titulaciones, entre los que se encuentran nueve incorporaciones nuevas.

Sanz Montes hizo gala de su habitual sentido del humor aprovechando la lección inaugural protagonizada por el doctor José San José Prisco, catedrático y decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de Salamanca, bajo el título "Verdadera y falsa sinodalidad". Durante la misma, el académico instó a diferenciar el camino sinodal seguido por los obispos alemanes con iniciativas como la ordenación de mujeres o la bendición de parejas homosexuales de la propuesta sinodal del papa Francisco. "En Derecho Canónico se habla muchas veces sin saber ni atender a los expertos. Es como si Don Jesús en vez de acudir al médico hubiese acudido a un cualquiera", dijo el ponente dando pie a la respuesta del prelado. "Me alegro de haber hecho bien y acudir a un médico en vez de a un charlatán", apuntó Sanz con tono jocoso.

El Arzobispo presidió el acto en compañía del director del Instituto de Estudios Teológicos y de Ciencias Religiosas, Fernando Llenín, así como del Obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, el cual no quiso perderse el comienzo del primer curso en el que los dos únicos seminaristas de su diócesis, Juan José Conde y Eliar Omar Blandón, cursarán sus estudios en Oviedo al no contar el Seminario Monte Corbán de Cantabria con el ratio mínimo para seguir impartiendo clases en el mismo.

El propio Seminario Metropolitano vuelve a ser, con 16 alumnos, el que contará con una mayor matrícula en las instalaciones de Prao Picón tras sumar cinco nuevos alumnos. Álvaro Otonín, Fernando Aranda, Jonathan Hergueta, Marcos Vidal y José María Sauras comienzan sus estudios con la aspiración de acabar ordenándose sacerdotes. Resulta especialmente llamativo el caso de Sauras, un policía jubilado convertido diácono permanente que, tras quedar viudo en 2020, ahora aspira, a sus 72 años, a convertirse en cura.

El seminario de la orden Redemptoris Mater contará este curso con once estudiantes, de los que dos están matriculados al primer curso, a los que se sumarán otros dos estudiantes del Lumen Dei y los dos estudiantes cántabros mencionados anteriormente.

A la puesta de largo académica, que incluyó una eucaristía presidida por el Arzobispo, acudieron, además de los alumnos de las distintas titulaciones, varios sacerdotes de distintas parroquias de la región, que aprovecharon para saludar y preocuparse por el estado de Sanz Montes en su vuelta a la actividad pública.

Compartir el artículo

stats