Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La menor violada en San Mateo ratifica que su agresor la forzó contra su voluntad

La víctima declara que, al principio, se fue con el joven de la mano hasta un parque y se besó con él de forma voluntaria, antes de que la violase

La calle Mon, en una imagen de archivo.

La menor de 15 años que fue víctima de una violación durante las fiestas de San Mateo ratificó este miércoles ante la magistrada Simonet Quelle Coto, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo, que fue forzada por el joven hondureño ingresado en la prisión de Asturias desde el pasado viernes. Ese día, la joven iba a declarar, pero su estado de nerviosismo aconsejó posponer su exploración por la jueza instructora hasta ayer. Durante su comparecencia se mostró relativamente tranquila y ofreció una declaración coherente.

La menor, tutelada por el Principado de Asturias, y cuyos intereses defiende el abogado Luis Zaragoza, explicó que, el día de los hechos, acudió con unas amigas a la calle Mon y conoció a un joven hondureño de 24 años, que le pareció de una edad parecida a la suya. Congeniaron y los dos se fueron de la mano a una zona de parque, aunque no pudo explicar cuál.

Allí comenzó a besarse con el joven, de forma voluntaria y consentida. Fue entonces cuando, según indicó ella, contra su voluntad, el joven la penetró, momento en el que ella le empujó, cesando en su actitud. La víctima indicó ante la jueza que se opuso en todo momento a la agresión cometida por el joven. Posteriormente regresaría junto a sus amigas, que habían estado buscándola. La joven tenía sangre en las piernas, supuestamente procedente de la ruptura del himen, según explicó ante la magistrada.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 19 al 20 de este mes, en plenas fiestas de San Mateo, en el entorno de la calle Mon. El presunto autor de los hechos, que tiene pendiente una orden de expulsión por estancia irregular en España, negó en su declaración haber forzado a la menor. No obstante, la magistrada que le tomó declaración –la del Juzgado número 3, al encontrarse de guardia, aunque el caso lo lleva el Juzgado número 2– decretó su ingreso en prisión sin fianza.

El detenido, sabiendo que era buscado por las fuerzas de seguridad, se presentó el jueves de la semana pasada en la Comisaría de Oviedo junto a su abogado, Fernando Barutell. El presunto agresor sexual, que en su comparecencia en el Juzgado solo respondió a las preguntas de su letrado, indicó que la chica le había dicho que tenía 18 años y que las relaciones sexuales habían sido consentidas. No consta que el encarcelado cuente con antecedentes penales, según indicaron fuentes cercanas al caso.

El abogado de la acusación particular, Luis Zaragoza, pidió el ingreso en prisión al considerar que existen indicios suficientes de la presunta autoría del joven investigado, mientras que el abogado defensor, Fernando de Barutell, aseguró que cuenta con el testimonio de dos policías que contradicen la versión de la menor, según indicó en declaraciones recogidas por la TPA.

La menor estaba con unas amigas cuando entabló conversación con el joven, al que una de ellas conocía. La menor se fue con él y sus amigas empezaron a buscarla al perderla de vista, si bien poco tiempo después la vieron regresar sola y con la ropa manchada de sangre. Tras alertar a la Policía, la menor fue trasladada al hospital para ser atendida de unas heridas que al parecer podrían ser compatibles con una agresión sexual.

El episodio recuerda el caso de dos menores de edad que denunciaron haber sido agredidas en un piso de la calle Jesús por cuatro jóvenes de diversas nacionalidades. Estas menores también estaban tuteladas por el Principado de Asturias y conocieron a sus presuntos agresores de fiesta en la calle Mon. No obstante, en el último caso se ha decretado en ingreso en prisión del presunto autor, lo que no ocurrió en el caso de la calle Jesús.

Compartir el artículo

stats