Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arreglo del Palacio de los Deportes, la mayor obra en Oviedo desde el Tartiere, sale a concurso por 20 millones

"Lo importante es que el dinero sea bien gastado para que la ciudad siga creciendo", dice Canteli sobre las grandes inversiones previstas en 2023

El Palacio de los Deportes de Oviedo. IRMA COLLIN

Oviedo busca ya empresas para acometer la mayor inversión municipal en más de dos décadas. El Ayuntamiento acaba de sacar a concurso por 20,14 millones de euros las obras con las que pretende duplicar el aforo del Palacio de los Deportes de Ventanielles hasta alcanzar las 5.100 butacas y añadir a sus habituales usos deportivos la posibilidad de acoger grandes eventos con capacidad para 7.000 personas. Se trata del proyecto de financiación municipal más ambicioso desde la construcción del Carlos Tartiere, cuyo coste ascendió a 8.000 millones de pesetas (48 millones de euros) y la primera de las multimillonarias inversiones previstas de aquí a final de mandato por el Alcalde. "Lo importante es que el dinero sea bien gastado para que Oviedo siga creciendo", defendió Alfredo Canteli este viernes al ser preguntado por el gran esfuerzo inversor que hará el Consistorio en 2023.

La licitación de los trabajos para modernizar el emblemático equipamiento diseñado por Ildefonso Sánchez del Río cuya construcción finalizó en 1975 inicia la cuenta atrás para que las máquinas comiencen a dejarse ver por Ventanielles. Las empresas interesadas tienen ahora hasta el 27 de octubre para pujar por el multimillonario remodelación que incluye una reordenación de las zonas verdes anexas, así como la colocación de una capa de cinc que bañará de gris metalizado los actuales tonos verdes de la singular cubierta ante la necesidad de realizar un recubrimiento de cinc que haga más eficiente energéticamente la instalación. El plazo de ejecución previsto como máximo para los trabajos es de diez meses.

Si todo va según lo previsto, el día 3 de noviembre se abrirán los sobres con las ofertas de las distintas compañías. El aspecto económico supondrá un 70% de la puntuación del concurso, mientras que el 30% restante se otorgará según cuestiones técnicas recogidas en los pliegos. Los trabajos podrían comenzar entonces en los primeros compases de 2023, pero no llegarán solos. Canteli aseguró ayer que el proyecto para construir una pista cubierta de atletismo en la falda del Naranco, presupuestada en 19 millones de euros, "está a punto de salir", como también están avanzadas las tres fases del plan para transformar la entrada a la ciudad desde la "Y".

El regidor defiende a capa y espada la necesidad de realizar este gran esfuerzo inversor. "La pandemia frenó mucho, pero también tenemos previstas otras cuestiones como el hotel de empresas de Villafría o el centro de Educación Vial", adelantó al mismo tiempo que descartó la posibilidad de reservar fondos el próximo año para actuaciones en La Vega. "De momento iré yo de vez en cuando a ver si firmamos el convenio definitivo del plan especial", comentó con humor, reafirmando su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el Principado y Defensa para recuperar los terrenos de la factoría cerrada en 2012. "Creo que es una operación magnifica para Oviedo, elaborada y trabajada. Quien no lo entienda que vaya a la Universidad", dijo en referencia a los críticos con el proyecto.

El equipo de gobierno de PP y Cs está decidido a dejar encaminados antes de las elecciones municipales del próximo mayo los que define como "proyectos de mandato". Entre los mismos destaca especialmente la obra del Palacio de los Deportes, pues desde la construcción del Carlos Tartiere en La Ería a finales de los 90, las arcas municipales no habían asumido ningún proyecto de tanta envergadura. En aquella ocasión, el ejecutivo liderado por Gabino De Lorenzo presupuesto el levantamiento del nuevo espacio en unos 6.000 millones de pesetas (36 millones de euros), a los que se sumó un sobrecoste de 12 millones de euros adicionales antes de su estreno oficial en septiembre del año 2000.

El concejal de Economía, Javier Cuesta, cifró ayer en "unos 80 millones de euros" la cuantía del apartado de inversiones del presupuesto municipal que PP y Cs esperan tener en vigor el 1 de enero. "Tienen que ir en las cuentas porque son obras que se van a hacer", declaró en referencia a un capítulo en el que figurarán partidas para sufragar el coste de actuaciones tan ambiciosas como la nueva pista de atletismo cubierta con capacidad para más de 3.000 espectadores o lo construcción de la nueva pasarela peatonal que coserá el barrio de Gullén Lafuerza.

Compartir el artículo

stats