Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo quiere que el bus turístico vuelva a operar en Navidad y Semana Santa

"Se superaron las previsiones", indica el concejal de Turismo, Alfredo Quintana, sobre el novedoso servicio estival, que tuvo 40 viajeros al día

Personas haciendo cola para subirse al autobús turístico de Oviedo el pasado martes, con motivo del Día Mundial del Turismo. | Irma Collín

Las visitas panorámicas de Oviedo volverán a ser un reclamo para los visitantes por Navidad y Semana Santa. El concejal de Turismo, Alfredo García Quintana, mostró este sábado su intención de contar para los próximos periodos vacacionales con el autobús turístico que durante los meses de agosto y septiembre ofreció recorridos guiados circulares por varios puntos de interés del casco urbano y los monumentos del Naranco, con una media de 40 usuarios al día. "Se superaron las previsiones", sostiene el concejal, convencido de que las rutas del vehículo de dos plantas pueden suponer un atractivo más para conocer la capital asturiana.

Las expectativas sobre el volumen de usuarios no eran muy altas al tratarse de un servicio privado de pago, pero el hecho de que muchos turistas demanden un transporte con guía por la capital sostuvo una actividad regular diaria. La única jornada de uso masivo tuvo lugar el pasado martes, coincidiendo con la programación municipal especial del Día Mundial del Turismo que incluía recorridos totalmente gratuitos en el autobús. A lo largo de esa jornada se subieron al bus 970 personas.

Si bien el Ayuntamiento trabajará para retomar el servicio estas mismas navidades, la decisión final la tomará la compañía Alsa, la cual ofreció entre los meses de agosto y septiembre el servicio por su cuenta y riesgo, a sabiendas de que el creciente tirón turístico de Oviedo, empujado por su riqueza cultural y su papel como origen del Camino de Santiago, es el perfecto caldo de cultivo para consolidar nuevos servicios turísticos como este.

Desde el equipo de gobierno municipal sacan pecho por las cifras que sitúan a la ciudad como el destino del norte de España, junto a San Sebastián, que más crece en número de visitantes y pernoctaciones. Los números reflejan que Oviedo atrajo en los últimos meses a más visitantes que en los mismos periodos de los años previos a la pandemia, con la única excepción de 2017, cuando se batieron todos los récords históricos durante los meses de verano.

Las previsiones para los próximos meses tampoco son nada negativas a pesar de la coyuntura económica, marcada por la inflación y el riesgo de recesión. Los congresos y celebraciones como la fiesta gastronómica del Desarme y la semana de los premios "Princesa de Asturias" son los hitos que ayudarán a mantener altos los niveles de ocupación, al menos hasta las primeras semanas de noviembre.

Compartir el artículo

stats