Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo, un tsunami verde contra el cáncer

"El ejercicio y la investigación alargan la vida", proclama la AECC tras congregar a 2.500 personas en la marcha solidaria de la ciudad

30

¿Estuviste en la carrera contra el cáncer de Oviedo? Búscate en la galería de fotos Miki López

Jóvenes, adultos, mayores, familias al completo con carritos de bebé y muchos perros. Todos ellos conformaron en la mañana de este domingo un tsunami de color verde esperanza que recorrió varios enclaves emblemáticos del centro de Oviedo para reivindicar la importancia de los buenos hábitos y la inversión en ciencia como mejor receta para vencer una de las enfermedades más temidas. "Queremos ser un ejemplo de ejercicio y ayuda a la investigación porque ambas cosas alargan la vida", proclamó la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Asturias, Yolanda Calero, en la salida de una marcha solidaria que congregó a unas 2.500 personas en la ciudad.

El buen tiempo fue el mejor aliado de la habitual respuesta masiva de la población ovetense a este tipo de iniciativas solidarias. En esta ocasión, la causa tenía una doble motivación. Al hecho de que los ocho euros aportados por cada dorsal se vayan a dedicar a investigaciones sobre distintos tipos de cánceres se sumó la apuesta de la AECC por los científicos autóctonos. "Donaremos la ayuda a investigadores asturianos jóvenes que empiezan con trabajos predoctorales", explicó Calero antes del corte de cinta, donde estuvo acompañada por representantes municipales, del Principado y varios patrocinadores.

184

EN IMÁGENES: Asturias se echa a la calle para correr contra el cáncer A. Velasco

La plaza de la Catedral fue escenario de una multitudinaria salida que en cuestión de segundos extendió un largo manto verde, el color de las camisetas oficiales de la prueba, sobre la calle San Francisco, que poco a poco se fue estirando a su paso por otros enclaves emblemáticos de la ciudad como la calle Uría o las inmediaciones del Campo San Francisco. "Nos animaron en el colegio y pensamos que era bueno colaborar con una buena causa", indicó Sofía García, alumna del Meres, que tomó la salida acompañada de unas amigas y del perro "Coco".

El recorrido, de 4.000 metros de distancia con inicio y final a los pies de la Catedral, animó incluso a familias enteras a tomar la salida. Es el caso de Pablo Sánchez y Sara Díaz, quienes se sumaron a la carrera no competitiva con los pequeños Mar y Antonio Sánchez y Pedro Morán, animados desde fuera por el cabeza de familia, Evilasio Sánchez, "Vili", histórico jugador del Real Oviedo.

Corriendo, al trote o caminando a paso ligero, buena parte de los asistentes cubrieron el recorrido al ritmo que creyeron conveniente, y con la satisfacción común de haber cumplido con un deber de la sociedad. "Llevamos muchos años viniendo y esperamos seguir porque todos tenemos gente cercana afectada por esta enfermedad", explicó María Teresa Caso tras tomarse un selfie con sus acompañantes Alba Eguren y Óscar Heres.

Tampoco quiso perderse el evento una nutrida representación del equipo de gobierno municipal. A las ediles de Políticas Sociales, Conchita Méndez y Leticia González –concejala delegada–, se sumaron el segundo teniente de alcalde, Mario Arias, y los también populares Covadonga Díaz, Gerardo Antuña y Javier Cuesta, responsables de las áreas de Festejos, Servicios Básicos y Economía, respectivamente. Por parte del Sespa acudieron María José Villanueva, directora de coordinación y comunicación del servicio, y Pía Giménez, subdirectora de organización de servicios sanitarios asistencial.

Finalizada la marcha, muchos fueron los que alargaron la mañana por el casco histórico de la ciudad, pudiéndose ver multitud de camisetas verdes en terrazas y establecimientos hasta bien entrada la tarde. "Con este ambiente transmitimos alegría y positividad a los enfermos", aseguró Yolanda Calero.

Compartir el artículo

stats