Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo pugna con Pontevedra y Cuenca por ser la capital gastronómica de España

El Ayuntamiento confía en lograr el galardón, que se falla en noviembre, para impulsar actividades que desestacionalicen el turismo en 2023

Ambiente en el Calatrava durante la celebración del World Cheese Awards, en noviembre del año pasado. | I. Collín

Oviedo está a un solo paso de convertirse en la Capital Española de la Gastronomía de 2023. La capital asturiana forma ya oficialmente junto a Pontevedra y Cuenca la terna de candidaturas que optarán a este prestigioso galardón creado por la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) hace una década como plataforma de la mejor gastronomía nacional. El Ayuntamiento confía en lograr esta distinción, cuyo fallo se conocerá el 16 de noviembre, para impulsar nuevos eventos gastronómicos que contribuyan al reto de la desestacionalización del turismo a lo largo de todo el próximo año.

Desde la organización del premio, que en 2022 recayó sobre Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), aseguran que no hay favoritos y que los aspirantes reúnen todos requisitos para ser seleccionados. "Se trata de tres ciudades muy relevantes por su oferta gastronómica, son candidaturas muy potentes, con una cocina atractiva, diferente y muy diversas entre ellas", declaró el director general de Capital Española de la Gastronomía, Pedro Palacios, asegurando que el jurado lo tendrá "muy difícil".

Los promotores del premio anunciaron que a lo largo de esta semana comenzará la evaluación de las candidaturas por parte de un comité técnico, integrado por instituciones y profesionales del turismo, la gastronomía y la comunicación. En el caso de Oviedo, el Ayuntamiento ha preparado concienzudamente su postulación, recurriendo a consultoras especializadas para elaborar un proyecto que seduzca a los expertos. "Hemos presentado una magnífica propuesta que pone en valor nuestra riqueza gastronómica", subrayó el concejal de Turismo, Hostelería y Congresos, Alfredo García Quintana.

El edil considera importantísimo obtener este galardón para diseñar una programación capaz de atraer visitantes durante todo el año y confeccionar un calendario de eventos que perdure en el tiempo. "Si resultamos elegidos nos dará visibilidad a nivel nacional y animará a crear nuevos eventos que se perpetuarán en los años sucesivos", destacó Quintana tras conocer que la candidatura ovetense había sido seleccionada oficialmente entre la terna de finalistas.

Oviedo presenta como ejemplos de su buen hacer el éxito en la organización de los World Cheese Awards en el Calatrava en noviembre del año pasado. Los miles de visitantes llegados desde numerosos países y la aprobación general dada por todos ellos al evento gastronómico son una buena carta de recomendación para asegurar que la designación como Capital Española de la Gastronomía sería una garantía de buen hacer.

El presidente de Fepet, Mariano Palacín, destaca que el premio se ha consolidado en la última década como "la plataforma de promoción de la gastronomía más potente de España", pues resalta que, a lo largo de todo el año, la ciudad elegida consigue una mayor caja de resonancia para "dar a conocer sus atractivos".

Desde el Ayuntamiento son sabedores de la relevancia del galardón en el que colabora la marca Hostelería de España y por ello han puesto toda la carne en el asador diseñando un denso proyecto explicando todas las iniciativas gastronómicas desarrolladas en la ciudad carbayona a lo largo de todo el año, así como el potencial de toda la comida asturiana en general.

En caso de resultar elegida, Oviedo deberá prepararse para un año muy movido en sus establecimientos hosteleros. La concejalía de Hostelería considera que la designación será una responsabilidad extraordinaria que obligará a las administraciones públicas y los negocios privados a remar en la misma dirección para conseguir que este escaparate nacional se traduzca en una mayor ocupación hotelera y un incremento en la facturación de los negocios hosteleros de toda naturaleza.

El equipo de gobierno de Alfredo Canteli se ha puesto como objetivo superar en 2023 el listón del millón de pernoctaciones. Un objetivo que parece más cercano teniendo en cuenta la tendencia de crecimiento de la ciudad como destino cultural y jacobeo, que podría reforzarse si a esos atractivos se le añade un reconocimiento nacional gastronómico como este.

Compartir el artículo

stats