Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El impacto turístico es brutal", dicen las ciudades que fueron capital gastronómica, galardón al que aspira Oviedo

Sanlúcar de Barrameda batió este año su récord histórico de visitantes gracias al galardón por el que Oviedo compite con Pontevedra y Cuenca

La calle Gascona, a rebosar durante la última edición de la Preba de la Sidra, el pasado mes de junio. | Irma Collín

"El impacto turístico es brutal. Obtienes una visibilidad que si fuera publicidad costaría muchos millones y se te abren muchas puertas para hacerte un hueco en las principales ferias y eventos del sector". Así de rotunda se muestra Carmen Ortega, coordinadora de la programación de Sanlúcar de Barrameda, Capital Española de la Gastronomía, a la hora de valorar el potencial del galardón por el que Oviedo pugna con Pontevedra y Cuenca de cara 2023. Tanto la ciudad andaluza, que este año está batiendo todos los récords de visitantes gracias a esta distinción, como otros destinos que obtuvieron la distinción coinciden en que el galardón supone "una gran oportunidad", aunque, advierten, "siempre y cuando se prepare bien". 

La localidad gaditana echó el resto en 2021 para conseguir un reconocimiento que desde comienzos del presente año está suponiendo para ella un enorme revulsivo económico. "Desde enero no hemos bajado de los 100.000 habitantes a pesar de que en el censo no alcanzamos ni los 70.000", apunta Ortega, valiéndose de un estudio del servicio de recogida de basuras que las estadísticas turísticas confirmaron tras un verano inaudito. "Batimos todos los récords desde que tenemos datos en julio y agosto", desvela al mismo tiempo que señala a los precios como indicadores de una demanda turística sin precedentes en la zona. "Por primera vez en la historia los hoteles de la costa de la Luz han estado más caros que los de la costa del Sol", asevera. 

Este éxito se explica en una amplia programación de eventos gastronómicos más allá de las gambas y la manzanilla, dos de los productos estrella de la gastronomía local. "Nos nombraron el 16 de noviembre y el 1 de diciembre ya celebramos nuestro primer acto", comenta la técnico, destacando la apuesta del equipo de gobierno local, del PSOE, por este "hito turístico" de la ciudad. 

Este modelo de éxito ya se consiguió previamente en otras ciudades españolas. Es el caso de León, donde la capitalidad nacional tuvo como principal implicación la fundación de la primera patronal hostelera de la provincia. "Dio muchísima notoriedad al sector de la ciudad, pero también evidenció que es necesario colaborar con los empresarios para obtener el mejor resultado", apunta Paula Álvarez, gerente de Asociación de Hostelería de León, subrayando el gran éxito que tuvieron actividades como la el récord Guinness de corte de cecina batido en la plaza de la Catedral en mayo de 2018, año en el que la ciudad ejerció de capital española del buen comer. 

Sin embargo, los colectivos hosteleros advierten de que no todas las capitalidades promovidas por la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) han tenido el éxito que debieran. "Tiene que haber un proyecto detrás", indican desde León, donde a lo largo de 2018 se organizaron más de 450 eventos gastronómicos con motivo del prestigioso premio.

Compartir el artículo

stats