Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Caldas contará con un área recreativa junto a sus piscinas

Las obras para habilitar el complejo en una finca municipal de 20.000 metros costarán 150.000 euros y durarán tres meses

Las Caldas. Elena Mur

La localidad de Las Caldas estrenará en 2023 área recreativa. La concejalía de Parques y Jardines dirigida por el popular Gerardo Antuña llevará hoy a junta de gobierno los pliegos de contratación de las obras para transformar una finca propiedad del Ayuntamiento, de unos 20.000 metros cuadrados, situada junto a las piscinas municipales en una zona de recreo a escasos metros del río Nalón.

El Consistorio sacará en breves a licitación por un presupuesto máximo de 150.000 euros las obras. Las mismas durarán tres meses y permitirán acondicionar la pradera destinada actualmente a usos ganaderos como espacio con ocho mesas y bancos incorporados, rodeadas por árboles de nueva plantación con el fin de incrementar la biodiversidad de la zona.

Aparcamiento

Además del espacio verde, la actuación prevé la parte de la parcela utilizada actualmente como aparcamiento. La zona de estacionamiento, de algo menos de 3.000 metros cuadrados, precisa de mejoras en el firme, pues presenta un estado precario, pues nunca llegó a realizarse ninguna obra de consideración para acondicionarla como parking.

El proyecto sigue la línea marcada por el equipo de gobierno de Alfredo Canteli de adecentar y dar lustre a los parques y zonas verdes municipales. En este caso, la concejalía de Gerardo Antuña busca complementar la oferta lúdica una zona que en periodo estival cuenta con una gran afluencia vecinal, bien para darse un chapuzón en la piscina o pasar la tarde en la playa fluvial pétrea surgida en las inmediaciones del río.

Se trata de una nueva medida orientada a atender las demandas de Las Caldas, donde el Ayuntamiento alcanzó recientemente un acuerdo con el balneario local para abrir uno de sus aparcamientos, concretamente el situado en la parte trasera del complejo hotelero, para uso público. Ambas iniciativas cuentan con la aprobación de la mayoría de los vecinos, al tratarse de dos viejas demandas locales.

Compartir el artículo

stats