Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indalecio Prieto ya es historia en el callejero de Oviedo y su lugar lo ocupa García Lorca

El Ayuntamiento estrena letreros en las calles dedicadas al poeta granadino y a Plácido Arango coincidiendo con la Semana de los Premios

La placa de la calle Federico García Lorca, que sustituye desde esta semana a la de Indalecio Prieto en la calle que antes llevaba el nombre del histórico líder socialista. | Miki López

El nombre de Indalecio Prieto ya es historia en el callejero ovetense. La sustitución de la placa con el nombre del histórico líder socialista por otra con la nueva denominación aprobada por el Ayuntamiento el pasado año, dedicada al poeta Federico García Lorca, supone, junto al estreno del letrero de la calle dedicada al empresario astur-mexicano Plácido Arango, fallecido en 2020, el primer paso para culminar el proceso con el que el Consistorio quiere dar por zanjado el continuo baile de nombre de calles iniciado en 2006. Fue con la aprobación de la ley de Memoria Histórica por parte del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que afectó principalmente a 21 viales de la capital asturiana.

Por la izquierda, Manuel Arango, Alfredo Canteli y Maite Arango, ayer, posando junto a la placa de la calle dedicada a Plácido Arango. | LNE

El alcalde, Alfredo Canteli, visitó este miércoles la recién colocada placa con el nombre de Plácido Arango, con la que se culmina el proceso para homenajear a título póstumo al que fuera presidente de la Fundación Príncipe de Asturias desde 1987 hasta 1996. El letrero, colocado en la fachada de la Jefatura de la Policía Nacional da carpetazo al proceso para rebautizar la antigua calle General Yagüe, que durante un tiempo llevó el nombre del profesor Juan Benito Argüelles, hasta que los tribunales tumbaron la revisión del callejero propuesta por el tripartito de izquierdas el pasado mandato.

Canteli acudió a la calle acompañado por Maite Arango, hija del homenajeado y Manuel Arango, hermano del que también fuera coleccionista y benefactor del Museo del Prado y del Museo de Bellas Artes de Asturias. El Ayuntamiento aceleró la colocación de esta placa para que pudiera lucir estos días, coincidiendo con la semana de los premios "Princesa de Asturias".

El proceso para cambiar las placas de todas las calles afectadas será todavía lento. De momento, el Ayuntamiento solo puede cambiar, además de estos dos letreros sustituidos, los de otras tres calles: las dedicadas a la exdirectora del CSIC, Rosa Menéndez; a la sanitaria María Neira; y a la diseñadora Patricia Urquiola, que sustituirán a los nombres de Fernández-Ladreda, Marcos Peña Royo y Yela Utrilla, respectivamente. Tanto estos tres casos como el de Plácido Arango cuentan con respaldo judicial tras ordenar el TSJA la eliminación de las antiguas denominaciones franquistas.

No ocurre lo mismo en las otras 17 calles cuyo cambio fue revalidado por el TSJA, pues todavía queda pendiente la resolución de un recurso presentado por la Hermandad de Defensores, que ha elevado el caso al Tribunal Supremo con la esperanza de poder mantener los nombres cuestionados por la Ley de Memoria Histórica. A la espera de que dicho recurso sea resuelto, el equipo de gobierno municipal sacó a licitación un contrato con un presupuesto máximo de 50.000 euros para la fabricación de las placas con los nuevos nombres que planteó como alternativa a los heredados de la dictadura y los que le fueron tumbados al tripartito en la Justicia.

Compartir el artículo

stats