El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño ha anunciado este domingo que su departamento ha sacado a licitación, con un presupuesto de 12,6 millones, la contratación de las obras del colector interceptor del río Nora en el tramo comprendido entre el aliviadero norte de Oviedo, en La Corredoria, y la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Villaperi.

Los trabajos tendrán un plazo de 34 meses y las obras comenzarán en 2023 para que la infraestructura, que beneficiará a Sariego, Siero y gran parte de Oviedo, entre en servicio en 2026.

El colector, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), conducirá los vertidos fecales hasta la depuradora y evitará el impacto ambiental de los desbordamientos o alivios irregulares que, con frecuencia, se producen al medio natural en el entorno del Nora.

Con esta finalidad, se ampliará la capacidad del sistema de saneamiento con un margen de seguridad suficiente para asumir nuevos incrementos y posibilitar futuros desarrollos urbanísticos o industriales. El actual colector, que tiene más de 40 años, carece de capacidad hidráulica suficiente y su diseño, de conducto único, imposibilita las labores de mantenimiento habituales en este tipo de instalaciones.

La actuación proyectada, de casi 2.100 metros de longitud, se ejecutará en hormigón armado y dispondrá de dos conductos similares de 2,60 metros de ancho por 1,75 de profundidad, que proporcionarán una capacidad de transporte de 7.000 litros por segundo. Con la tipología de doble conducto y las estaciones de control intercaladas en el colector, se podrán desarrollar labores de mantenimiento sin interrumpir el servicio.