El juicio por un delito de lesiones por imprudencia grave a un conductor acusado de atropellar a un hombre que iba en silla de ruedas en un paso de peatones de La Corredoria quedó este martes visto para sentencia tras resultar imposible un acuerdo que evitase la celebración de la vista al considerar la defensa excesiva la petición de dos años de retirada de carné y el pago de una multa por importe de 2.880 euros.

El acusado alegó que varios factores le impidieron reaccionar a tiempo para detenerse tras ver que la víctima, que retiró la acusación particular, estaba cruzando. El fiscal decidió mantener su petición de pena.