Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria asturiana apuesta por la innovación para conquistar al Ejército

Las empresas de la región aspiran a reforzar su posición y captar más contratos con el Gobierno en el primer foro del sector, hoy, en La Vega

Un operario trabaja en el stand que exhibe el prototipo de vehículo blindado oruga de Ascod, ayer, en La Vega. | Miki López

La antigua fábrica de armas de La Vega será hoy el gran escaparate de la industria de defensa española. La nave de cañones centrará la exposición de 45 empresas asturianas y otras 30 llegadas de otros puntos del país, que presentarán a los mandos del Ministerio de Defensa y del Ejército las últimas innovaciones en material, equipo, vehículos y armamento. Es la primera edición de Fintas, el Foro de Innovación Tecnológica de Asturias para la industria de la defensa, que organiza Hub Asturias, el joven clúster de la Defensa que agrupa a todas las empresas asturianas del sector.

Los expositores que se citarán en La Vega estaban ayer ultimando los preparativos en la nave de cañones, esa joya de la arquitectura industrial debida al genio de Ildefonso Sánchez del Río. Allí estacionaron, al mediodía, algunos de los vehículos no tripulados que, se intuye, serán algunos de los grandes alicientes del foro, al que acudirán alrededor de 300 profesionales, mandos militares y representantes políticos (solo se puede asistir por invitación).

La llegada de los primeros vehículos causó sensación en la ciudad. Al mediodía, un convoy formado por unidades de la Policía Local y vehículos militares penetró en Oviedo por la rotonda de Fozaneldi y se dirigió hacia La Vega, transportando varios vehículos no tripulados. Entre ellos uno realmente espectacular: un innovador vehículo blindado oruga, que era nada menos que el Pizarro, un prototipo de Ascod para misiones no tripuladas guiadas en remoto que se fabrica en Trubia. En otras palabras: una tanqueta con alma de dron. "Esto no se ve todos los días, ¿verdad?", comentaba un vecino de la zona, al paso del convoy.

Dos tractores oruga expuestos en la nave de cañones. | Miki López

Ese formidable vehículo estaba, a media tarde, estacionado ya en la nave de cañones, donde los operarios ultimaban los detalles del foro, en el que la industria de defensa asturiana quiere mostrar músculo. "Somos la sexta comunidad autónoma que más trabaja con el Ministerio de Defensa", recuerda David González, secretario del Hub, que ayer estaba en La Vega coordinando los últimos detalles de la exposición. El poderío de la industria asturiana de defensa, bajo el liderazgo de Expal y Santa Bárbara, es ya innegable: supone el 15% del PIB regional y da trabajo directo a más de 2.500 personas. Unas cifras que el Hub Asturias aspira a engordar potenciando, precisamente, la cuantía y la importancia de sus contratos con el Ministerio de Defensa. Y para ello, cuentan con el aval de su potencial industrial y del cariz innovador que han adoptado muchas de las empresas asturianas del sector. Las mismas que hoy quieren deslumbrar a los representantes del Ministerio de Defensa y del Ejército con lo mejor de sus catálogos.

Compartir el artículo

stats