Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido un hombre por asestar tres puñaladas a otro en un bar de Oviedo

La víctima recibió una cuchillada en el abdomen y otras dos en una pierna, pero su vida no corre peligro | Unos testigos redujeron al agresor

La zona en la que tuvieron lugar los hechos.

Estaba siendo una noche tranquila de copas cuando, de repente, una inesperada aparición desató la tempestad en Teatinos. Un varón de "entre 30 y 40 años", según los testigos, fue detenido en torno a las tres de la madrugada del sábado por la Policía Local, acusado de asestar tres puñaladas sin motivo aparente a otro hombre que se encontraba en el interior de un bar de la calle Puerto de San Isidro, al que el arrestado accedió "buscando lío" armado con un cuchillo de cocina. La víctima fue trasladada al HUCA, donde ayer esperaba recibir el alta, y el sospechoso también recibió atención sanitaria en el centro de salud de la Lila por unas heridas sufridas durante el forcejeo con varios testigos que consiguieron reducirlo.

Un par de personas que se encontraban echando un cigarro fuera del local aseguran que vieron llegar al acusado poco después de las dos de la madrugada. "Nos pusimos en alerta porque sabíamos que había tenido algún antecedente conflictivo". Los temores pronto se confirmaron. "Escuchamos revuelo y decidimos entrar", relata la misma persona que, al encarar la entrada vio cómo el recién llegado lanzaba puñaladas con un cuchillo casero.

Los presentes se abalanzaron en ese momento sobre el agresor, pero no impidieron que uno de los clientes recibiera una puñalada en un lateral del abdomen y otras dos en la parte posterior de una pierna. Una vez reducido, retuvieron al hombre sentándose sobre su cuerpo hasta la llegada de la Policía Local, que procedió a su detención y traslado a la comisaría de la Policía Nacional, donde en la tarde de ayer el arrestado todavía no había pasado a disposición judicial.

El supuesto agredido fue trasladado de inmediato al HUCA. A pesar de recibir tres puñaladas, ninguna de las mismas afectó a órganos vitales. Los sanitarios procedieron a curarle las heridas y, una vez descartado riesgo alguno para su vida, ayer estaba a la espera de recibir el alta, según indicaron sus allegados.

El detenido también precisó de asistencia sanitaria, aunque no necesitó ingreso hospitalario. Cuando ya le habían curado, en el centro de salud de la Lila, fue trasladado a los calabozos de la Policía Nacional. Es posible que pase a disposición judicial durante el día de hoy o ya mañana, para decidir si ingresa en prisión o queda en libertad con cargos.

El detenido se trata de una persona conocida en Teatinos por haber protagonizado otros episodios violentos. Los responsables del establecimiento hostelero de la calle Puerto San Isidro rechazaron pronunciarse al respecto.

Compartir el artículo

stats