Rocambolesco suceso en Oviedo para comenzar el día. Un hombre de 55 años fue detenido esta mañana después de provocar un incendio en su casa de la calle Río Sella, en el barrio de Ventanielles, tras prender fuego a un cojín, según declaró, "porque tenía frío". Las llamas obligaron a intervenir durante casi una hora a los bomberos que no impidieron que parte de la vivienda resultase calcinada.

Bomberos en el interior de la vivienda. LNE

El suceso tuvo lugar en torno a las 10.30 horas de la mañana. El fuego se originó en una vivienda situada en un primer piso de un bloque de dos alturas. Según fuentes de la Policía Nacional, que se encontraron al varón a la llegada al lugar de los hechos, el varón aseguró que procedió a darle fuego al cojín para calentar la vivienda.

La intervención de los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) permitió sofocar las llamas rápidamente, aunque estas ya habían devorado parte del mobiliario de la residencia del detenido, que está a la espera de pasar a disposición judicial.