Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo plantará 3.000 árboles y quitará 4 hectáreas de matorral del Naranco con el nuevo plan municipal

Las principales actuaciones forestales, pensadas para evitar incendios, se concentrarán en los alrededores del área recreativa y El Asturcón

El monumento del Sagrado Corazón de Jesús, sobresaliendo ayer entre una masa forestal del Naranco. | Miki López

Más árboles y menos matorral para enriquecer la biodiversidad y prevenir incendios. Esa es la segunda pata del nuevo plan municipal del Naranco desvelado el domingo por LA NUEVA ESPAÑA. Además de convertir el totémico monte en un paraíso deportivo con 90 kilómetros de sendas para bicicletas de montaña, el proyecto de 12 meses permitirá plantar 3.000 ejemplares de especies arbóreas autóctonas y erradicar el matorral en 4 hectáreas de parcelas situadas en torno al Asturcón y el área recreativa de la cima.

La concejalía de Economía, dirigida por el popular Javier Cuesta, ve primordial poner su granito de arena en las labores necesarias para evitar grandes fuegos forestales en el gran pulmón verde de la capital Asturias. "En los últimos tiempos, hemos visto cómo el riesgo de incendios ha ido creciendo y debemos prepararnos para ello", apunta el edil encargado de pilotar el plan de empleo presupuestado en 3,2 millones de euros.

A los algo más de 40.000 metros cuadrados de desbroces estratégicos en grandes parcelas se sumarán varias hectáreas de limpiezas diseminadas por los alrededores de los principales atractivos naturales e históricos del monte. Es el caso de los cuarteles abandonados del Naranco, donde el centenar de operarios contratados durante doce meses acondicionarán una superficie verde de unos 1.500 metros cuadrados para facilitar las visitas a pie hasta la zona.

Otras actuaciones afectarán a superficies de entre 100 y 1.000 metros cuadrados de las inmediaciones de puntos como las fuentes de Cuyences, Xilguerín, Folgueras, La Tolvona, La Yanada o Santa Olaya, entre otras. Del mismo modo, se despejarán 400 metros del molino de Villaperi, otros 2.000 metros junto al Molino de la Vega y 400 metros cuadrados más de matorral en torno a la charca El Zarrón de la cima del monte.

Si a las grandes actuaciones de desbroce se suman las limpiezas a realizar en los 90 kilómetros de senda que se acondicionarán para uso cicloturista, el ámbito de actuación del plan abarcará un total de 7,3 hectáreas, es decir, una superficie como diez campos de fútbol como el terreno de juego del Carlos Tartiere.

El grueso de las actuaciones será ejecutado directamente por los 59 peones que estarán dirigidos por 20 oficiales contratados. Este batallón de trabajadores estará coordinado por expertos en materia forestal, labores de construcción y mantenimiento, que completarán la plantilla de un centenar de personas del plan. La convocatoria de empleo estará dirigida a parados de larga duración con la finalidad de facilitar su incorporación al mercado laboral a través de sectores como el ladrillo una vez espirado el contrato municipal de un año de duración.

El centro ecuestre "El Asturcón" se convertirá durante el plan, cuyo inicio está previsto en el mes de enero, en el centro de trabajo al que se dirigirán a diario los empleados para, desde ahí, desplazarse a las diferentes zonas del Naranco que se verán recuperadas y adecentadas para el disfrute turístico y deportivo gracias a una inversión cofinanciada en un 70% por el Principado. Un ejemplo de suma de esfuerzos entre administraciones para abordar unas mejoras demandadas por la ciudadanía desde hace mucho tiempo.

Este nuevo plan con el que Alfredo Canteli pretende dar continuidad a otro finalizado a principios de 2021, que supuso la rehabilitación de 100 kilómetros de sendas peatonales, permitirá mejorar las conexiones entre la parte alta del monte y las inmediaciones de un centro ecuestre que el equipo de gobierno municipal de PP y Cs pretende reflotar tras su cierre por el tripartito en 2016. Sería mediante un concurso público de 25 años de duración por el que la empresa adjudicataria deberá afrontar 8,7 millones de euros de inversiones a cambio de recibir algo más de 500.000 euros en concepto de subvención por parte del Consistorio ovetense.

Compartir el artículo

stats