Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pisos se disparan en Oviedo tras la pandemia: el entorno del HUCA y el Parque de Invierno, las zonas donde más suben los precios

La demanda de viviendas con terraza disparó el precio de la nueva construcción un 14% desde 2019, mientras que la usada creció un 6%

Un bloque de pisos en construcción en Prado de la Vega. Fernando Rodríguez

Subidón del precio de la vivienda en Oviedo tras la pandemia con dos zonas de la ciudad en el punto de mira: el entorno del HUCA y el Parque de Invierno. El coste de los pisos nuevos se ha desbocado después del fin de las restricciones ligadas con el coronavirus y el espectacular incremento del coste de los materiales. Según las cifras que acaba de divulgar el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (en el que está integrado la división de vivienda) el coste de la vivienda de nueva construcción –a estrenar– se incrementó un 14% desde 2019 para acá. En cambio, la usada, la que más mueve el mercado (cerca del 90% de las operaciones inmobiliarias que se cierran en la capital asturiana son de pisos de segunda mano), subió también, pero con el freno de mano puesto. El incremento fue del 6%. Como la cosa va por barrios, las viviendas que rodean al nuevo Hospital y al enorme pulmón verde que es el Parque de Invierno son las que más se están encareciendo. No obstante, la previsión para los próximos meses es que la vivienda tienda a moderar su precio.

El área de promotores inmobiliarios de la patronal asturiana de la construcción, CAC-Asprocon, explica que, además del coste de los materiales –que fruto de las tensiones comerciales internacionales se han disparado–, este incremento de los precios de la vivienda nueva tiene otra explicación. El estricto confinamiento al que se sometió la población para intentar frenar la expansión del coronavirus provocó un viraje en el gusto de los compradores. Hubo quien se dio cuenta en aquellos inagotables días de encierro que su casa era pequeña y, en algunos casos, poco confortable. Con lo que ahora los nuevos compradores buscan viviendas más grandes y con terraza, lo que las encarece.

Con esas premisas, el precio medio del metro cuadrado de los pisos a estrenar en Oviedo está ya en los 1.779,6 euros; que son 254 más que antes de que comenzara la pandemia. Echando cuentas, un piso de 90 metros cuadrados se cotiza ahora, de media, a más de 160.000 euros, que son 23.000 más de lo que costaba en 2019. Los agentes inmobiliarios de la ciudad sostienen que hasta no hace mucho la demanda de este tipo de viviendas estaba subiendo con una tremenda fuerza. Tanto, que las ventas estaban alcanzando ya cifras similares a las que se registraban antes de que estallara la crisis inmobiliaria de 2008. No obstante, temen que este fin de año no sea tan bueno debido al fuerte incremento de los tipos de interés que están echando para atrás a muchos compradores que, con las puertas del mercado hipotecario cerradas, se están lanzando mayoritariamente a alquilar.

Ocurre, por contra, que el rejuvenecimiento del mercado del alquiler está abriendo el apetito de fondos de inversión y empresas que, según la versión de los agentes inmobiliarios, están comprando pisos vacíos de la capital, generalmente nuevos o con pocos años de vida, para ponerles el cartel de "se alquila". "Los compran a tocateja, sin necesidad de financiación", asegura un agente inmobiliario ovetense.

En cuanto a la vivienda de segunda mano, la subida de los precios está más contenida. Ahora, el metro cuadrado de los pisos usados se paga a una media de 1.348 euros, que son 80 más que hace cuatro años. Haciendo la misma cuenta que antes, en estos momentos una vivienda usada de 90 metros cuadrados cuesta en Oviedo una media de 121.000 euros, que son solamente unos 7.200 más que antes de que estallara la pandemia del coronavirus.

El Gobierno central, que es el que elabora esta estadística tomando como referencia las tasaciones inmobiliarias, no entra más al detalle de estas grandes cifras; sin embargo, los portales inmobiliarios sí que permiten hacer una comparación mucho más fina. Por barrios. Idealista, uno de los portales que ofrece estos análisis estadísticos, señala que son las viviendas del entorno del HUCA (las de los barrios de Prado de la Vega, La Corredoria y Teatinos) las que más están subiendo de precio. Solo en el último año se encarecieron un 5,5%, mientras que las que están cerca del Parque de Invierno (San Lázaro, Otero y Villafría) también están encareciéndose con cierta intensidad. Subieron un 5,1%.

Compartir el artículo

stats