Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El balón vuelve a rodar en el Díaz Vega tras dos meses de obras

Jugadores y técnicos del San Juan de La Carisa y del UD Los Prados prueban el nuevo césped y celebran las mejoras en la vuelta a los entrenamientos: "Tiene muy buena pinta", dicen

Tony Pastor, entrenador del UD Los Prados, da instrucciones durante el entrenamiento. | Luisma Murias

El balón volvió a rodar ayer en el Manuel Díaz Vega. Tras la remodelación acometida para mejorar el césped, accesos, redes o sistema de riego, el campo de fútbol de La Corredoria acogió de nuevo el entrenamiento de dos de los clubes del barrio ovetense: el San Juan de la Carisa y la Unión Deportiva Los Prados. Ambos equipos fueron los primeros afortunados en disfrutar de las mejoras de unas instalaciones que acogen cientos de jóvenes cada día.

Tony Pastor, entrenador de Los Prados, observa la mejoría que ha experimentado el hasta entonces castigado terreno de juego a causa del trasiego de equipos, entrenamientos y partidos. "Desde fuera el césped tiene buena pinta. Habrá que ver cuando nos pongamos a funcionar, pero por ahora, el balón rueda bastante bien, no como antes que botaba".

Un terreno de juego en óptimas condiciones favorece el espectáculo y mantiene a raya las lesiones, una de las principales preocupaciones de entrenadores y jugadores cada vez que saltaban al césped. "En mi caso, les aconsejaba a mis chicos que usaran botas con un taco muy corto, para evitar esguinces, roturas y demás. Ahora, en cambio, les recomendaría un taco más largo, que agarre porque la sensación será muy diferente", añade Pastor.

El delantero Rubén Arias, ayer, en la reapertura del campo. | Luisma Murias

Una "vuelta a casa" por todo lo alto tras dos meses desplazados en el campo del San Claudio, una cesión que Pastor agradece. "El grueso del equipo vive en La Corredoria y era un trastorno desplazarnos, después de estar años entrenando en el Díaz Vega. Igualmente, estamos muy agradecidos al San Claudio por habernos dejado su campo, aunque teníamos ganas de volver".

Rubén Arias, delantero del club, conoce bien el terreno. A pesar de su juventud, lleva media vida entre el San Juan de la Carisa y Los Prados, club en el que juega desde hace dos años, por lo que puede hablar con conocimiento de causa del lavado de cara del campo. "El césped está muy bien, el balón tiene pinta de rodar bien, la pisada es mejor…", indica el delantero, a la espera de que el recién estrenado campo sea testigo de excepción de todos los goles que ansía marcar.

Las redes de protección para el público son otro de los elementos que han sido renovados, sin embargo, aquí las opiniones están divididas. "Pueden restar visibilidad o comodidad al espectador, al público que nos acompaña, pero también ganan en seguridad ante un posible pelotazo o despiste", subraya Pastor. La impresión es compartida con Arias. "Igual sobra algo de red, pero el resto está muy bien".

Los rostros de los jóvenes que ayer saltaron al campo dan buena muestra de lo que supone la vuelta: ilusión y expectativas cumplidas a partes iguales.

Compartir el artículo

stats