Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ovetense en la cuna de Ferrari

El ingeniero Miguel Menéndez trabaja durante una estancia de medio año en el diseño de piezas para la escudería

Miguel Menéndez posa frente a la sede de Ferrari.

Podría decrise que nació con una pieza de motor bajo el brazo. A Miguel Menéndez, ovetense de 26 años graduado en Ingeniería Mecánica por la Universidad de Oviedo, el mundo de los vehículos de competición le apasionó desde que tiene memoria. Ahora el "sueño de toda su vida" se ha hecho realidad: trabajar en la escudería Ferrari de Fórmula 1. "Me siento un privilegiado. Sigo en una nube. Toda la vida en Asturias y acabar aquí… Es lo máximo", confiesa. Disfruta desde hace casi dos meses de esta estancia de medio año en la Engineering Academy de la firma italiana.

Es consciente de que lo suyo es un sueño. Se trata de uno de los seis jóvenes captados por la empresa tras un exigente proceso de selección entre numerosas universidades de Europa. "Mi día a día consiste en diseñar piezas para el coche de la siguiente temporada, aunque por cláusulas de confidencialidad no puedo detallar mucho más", cuenta el joven ingeniero.

Es una recompensa que le llega tras participar en diversos proyectos del sector del motor en Asturias. Formó parte del equipo de Motostudent de la Universidad de Oviedo, con el que una treintena de alumnos desarrollan su imaginación y potencial a través de su pasión por las motos. En su caso, como ingeniero junior y luego como responsable del departamento.

También fue uno de los impulsores de la refundación del equipo universitario de Fórmula Student, en el que ejercer como responsable del departamento de Powertrain. "Creo que estas iniciativas han sido la base que me han permitido tener esa oportunidad en Ferrari. Diferencias tu currículum, aprendes herramientas, ganas experiencia... Es fundamental", analiza el ovetense.

Antes de su incursión italiana, su inquietud automovilística también se reflejó en el sector privado de Asturias. Completó las prácticas trabajando con componentes de transmisión en Bango Racing Cars (BRC) y, una vez graduado, se enroló como Data Engineer durante un año en DPK Racing, un equipo asturiano de karting internacional. Además, realizó un Máster en Oxford Brookes, donde formó parte del departamento de Vehicle Dynamics y ganó la competición de Formula Student UK en las categorías de Diseño y Laptime Simulation.

"Quedarme en Ferrari dependerá del presupuesto y las necesidades de la empresa. Voy a dar lo máximo y disfrutar de la experiencia". De momento, su carrera como ingeniero mecánico se puede decir que va sobre ruedas.

Compartir el artículo

stats