"Oviedo enciende la Navidad" es el lema con el que el Ayuntamiento aspira a llenar hoy la calle Uría con una "marea azul". El reparto de gorros de Papá Noel pasados por los colores de la ciudad pretende ser uno de los muchos reclamos del acto de encendido de luces, que este año estrena pantalla gigante en una nueva ubicación que convertirá el entorno de la plaza de la Escandalera en una gran zona de actividades, con un concierto del cantante de "Melocos" para despedir la fiesta.

Esa será la traca final. Antes, desde las seis de la tarde, están previstas actuaciones de todo tipo en la zona. La compañía "Majareta" sale a las seis y cuarto delante de la Catedral. A las 18.30 lo hará la Banda de Gaitas por el paseo del Bombé y la Banda de Música, desde la plaza del Ayuntamiento. La Banda de la Escuela de Música también estará en distintas ubicaciones del centro en este primer tramo horario.

Toda la actividad desplegada por el Ayuntamiento, que culminará con el encendido de luces a las 20.00 horas, obligará a distintos cortes de tráfico y restricciones durante toda la jornada. Hoy desde las 9.30 horas no se podrá bajar por Santa Cruz desde la altura del Campo. También habrá restricciones de tráfico en la calle Campomanes, en su confluencia con la calle Martínez Marina, desviándose el tráfico de esta vía por la calle Rosal, así como en la glorieta de la Cruz Roja con Víctor Chávarri. El tráfico residual de la calle Cabo Noval, ante el corte de la calle Uría, será desviado en la calle Marqués de Santa Cruz hacia la calle Santa Susana, sentido ascendente. Los residentes de Fruela podrán acceder por la calle Principado.

A las 18 horas el corte de tráfico se ampliará por la calle Uría hasta Toreno y por la calle Argüelles, hasta la plaza del Carbayón. El parking de la Escandalera seguirá teniendo entrada por la calle Argüelles. Para ello, se permitirá la entrada al mismo por el filtro policial que estará ubicado en la plaza del Carbayón, pero la salida se realizará por San Francisco en sentido contrario al habitual. Se estima la normalización del tráfico para la una y media de la madrugada, una vez que se haya desmontado el escenario de Uría. El mercado navideño, que también se estrena mañana, podría provocar cortes por Mendizábal, obligando a los residentes a acceder por la calle Jesús.