Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reducen a 9 años la pena para un pirómano y falso policía que acumula 22 condenas

El Supremo acepta un recurso de Borja C. P., de 36 años, autor del incendio de once coches y de varios robos en Oviedo, entre otros delitos

Un juez. Juan Plaza

Se hizo conocido después de prender fuego a once coches en el número 14 de la calle Santa Susana de Oviedo, el 9 de octubre de 2005. Veinte viviendas del edificio tuvieron que ser evacuadas cuando el humo comenzó a entrar en las viviendas por debajo de la puerta. Tres niños y una mujer resultaron intoxicados por los gases esa noche. La sección tercera de la Audiencia Provincial le impuso tres años de prisión, aunque le pedían diez. El fiscal aplicó los atenuantes de reconocimiento de los hechos y reparación del daño, puesto que Borja C. P. alertó a los servicios de emergencia tras provocar el fuego. Incluso avisó a un medio de comunicación de lo que estaba ocurriendo.

Sin embargo, no fue la única condena del pirómano de Santa Susana. Y es que acumula hasta 22 sentencias condenatorias por diversos delitos cometidos entre los años 2005 y 2018, la mayoría cometidos en Oviedo, pero también en La Coruña.

Se trata de un personaje muy conocido por las fuerzas de seguridad. Ha sido condenado numerosas veces, sobre todo por delitos contra la propiedad, y también por suplantación de personalidad. Y es que Borja C. P. se hizo pasar por policía local de Oviedo para hacerse con las llaves de viviendas de Oviedo para luego desvalijaras. Por estos hechos, perpetrados entre 2016 y 2018, el Juzgado de lo penal número 2 de Oviedo le impuso penas que sumaban 15 años y medio de prisión.

Cuarenta años

Todas las condenas que le impusieron, dictadas por hasta seis juzgados de lo penal y por la también penal sección tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, suman más de cuarenta años de prisión, si bien la mayor de esas condenas no supera los tres años y medio.

Borja C. P. se ha beneficiado de hasta dos acumulaciones de pena, una dictada en La Coruña y una segunda por parte del Juzgado de lo penal número 2 de Oviedo, con motivo de su vigésimosegunda condena, dictada el 5 de mayo de 2021, por unos hechos cometido el 1 de enero de 2016. La magistrada María Elena González Álvarez redujo los más de cuatro décadas de condena a 12 años, 43 meses y 15 días de cárcel.

El letrado de Borja C. P., el ovetense Arturo García Rodríguez, interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo, al considerar que la acumulación de penas podía resultar en un cumplimiento aún menor, y el Supremo le ha dado la razón, reduciendo la condena final a nueve años.

Compartir el artículo

stats