Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli ve en el retraso del plan del Cristo "un nuevo fracaso del Principado con Oviedo"

El Alcalde pide que, "de una vez por todas", el Gobierno regional presente una "propuesta seria, realizable y creíble" para el viejo HUCA

Instalaciones del antiguo Huca, en El Cristo Miki López

La falta de avances en el plan estrella del Gobierno regional para unificar los Juzgados en Llamaquique mediante el traslado de las facultades de Educación y Ciencias al antiguo HUCA impacienta al alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. El Alcalde se mostró ayer especialmente crítico con los gobiernos socialistas del Principado y el Estado tras conocer, a través de LA NUEVA ESPAÑA, que el proyecto lleva desde octubre esperando una respuesta del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, a una carta en la que la consejera de Hacienda le pide negociar la cesión de los edificios de Maternidad, Consultas Externas y Silicosis para destinarlos a uso universitario. "Estamos ante un nuevo fracaso del gobierno del gobierno asturiano con Oviedo", sostiene Canteli.

El Alcalde explica que, a pesar de los anuncios para el antiguo hospital que lanzó Barbón durante el debate de orientación política en la Junta del Principado el pasado mes de septiembre, sigue sin haber avances palpables más de cuatro meses después. "Da la sensación de que estamos ante una constante improvisación, sin capacidad de negociación para conseguir acuerdos con los ministerios de Seguridad Social y de Interior", apunta Canteli, que afirma llevar "desde hace prácticamente un año" esperando que el Principado plantee nuevas alternativas viables para el Cristo.

A este respecto, el regidor insta al Principado a presentar "de una vez por todas una propuesta seria, rigurosa, realizable y creíble para esta zona importante de Oviedo", al considerar que la falta de respuesta del Ministro denota que lo anunciado por Barbón carece de estas características.

Canteli va más allá y culpa al Gobierno del Estado, "con la complicidad, cuando no colaboración directa, del Principado", de condenar permanentemente con "interminables retrasos" los proyectos estratégicos para Asturias. "Ahí está el AVE. Y ahí está el Cristo, abandonado desde hace 9 años y sin un solo proyecto que plantee ideas realizables para su recuperación", apunta.

Asimismo, el Alcalde aprovecha para recordar que los únicos avances reales en la reorganización de las sedes universitarias son solo los que perjudican a la ciudad. "Los hechos me dan la razón: lo único que avanza es el traslado de Minas a Mieres", indica, subrayando que "el único interés real" de los planes presentados por el Rector y Barbón "es quitar la Escuela de Minas a Oviedo".

Críticas de IU

Por su parte, el coordinador de IU en Oviedo, Alejandro Suárez, acusó al Ejecutivo de Barbón de generar falsas expectativas. "No hay más que humo. Solo tenemos una carta sin respuesta que evidencia la falta de peso político de Asturias", indica Suárez.

Asimismo, desde Somos, Ana Taboada, sostuvo que la falta de avances en el Cristo "da cuenta de la falta de compromiso real de Barbón y de su Gobierno con Oviedo".

Las dos personas captadas ayer por la tarde sobre la azotea del viejo hospital del Cristo. LNE

Dos hombres retiran material de una azotea del complejo a plena luz del día


La presencia de dos personas en la parte más alta de uno de los edificios abandonados del antiguo HUCA alarmó en la tarde de ayer a varios vecinos del Cristo. Los hechos fueron trasladados a la Policía Nacional, que asegura que está analizando las imágenes en las que se ve a los supuestos intrusos retirando materiales del techo del inmueble. Según fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Asturias, la pasada semana ya fueron detenidos tres varones jóvenes tras ser sorprendidos robando cobre dentro del complejo y no se descarta que los mismos protagonistas hayan vuelto a reincidir. Como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA el pasado domingo, los allanamientos al antiguo equipamiento sanitario, que permanece cerrado en su práctica totalidad desde 2014, se han convertido en una constante desde que sus siete vigilantes de seguridad iniciaran una huelga indefinida el pasado 1 de diciembre. Buena parte de esas entradas son protagonizadas por menores ansiosos por grabar vídeos que luego comparten por internet para ganarse unos «me gusta». No obstante, parece que cada vez son más los amigos de lo ajeno que acceden a su interior para llevarse objetos con cierto mercado en el sector de la chatarra.

Compartir el artículo

stats