Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos con el colegio de Latores

Una treintena de negocios de Colloto y alrededores recaudan fondos para recuperar 1.500 euros robados al centro de necesidades especiales

A la izquierda, los hermanos Francisco y María Bustamante, con una de las huchas; en el centro, Iván García, y a la derecha, un selfi de Beatriz Cabal para la campaña. LNE

"Queremos demostrar que todavía queda gente buena". El pueblo de Colloto y varios de los barrios ovetenses más próximos están volcados estos días en un acto de justicia vestido de iniciativa solidaria. Alrededor de una treintena de negocios de esta zona del municipio se han puesto de acuerdo para lanzar una campaña cuyo fin es recuperar 1.500 euros robados durante las pasadas vacaciones navideñas en el centro de educación para personas con necesidades especiales de Latores. La espontánea colecta se alarga hasta el 5 de febrero, pero el simple hecho de haberse puesto en marcha ya es motivo de alegría para los padres de los 198 alumnos con los que cuenta el colegio. "Nos sentimos abrumados por esta gran ola de solidaridad", declaró este lunes la presidenta del AMPA, Elisa Collado.

La noticia del robo, difundida esta misma semana por el colectivo de progenitores cayó como un mazazo para muchos. Los alumnos de Transición para la Vida Adulta (TVA) habían organizado un mercadillo navideño el pasado 16 de diciembre para retomar, tras dos años de parón por el covid, la ilusionante cooperativa con la que cada año sacan fondos para celebrar una excursión con comida de confraternización para todos los compañeros. La cita comercial permitió a los alumnos recaudar 1.000 euros, que forman el grueso del botín obtenido por los autores del robo y que tenían como destino, además de financiar la salida anual, reinvertir parte de los fondos para mejoras de la cooperativa.

"Nos sentimos abrumados por esta gran ola de solidaridad", dicen los padres de los alumnos

decoration

Paula Becerra, madre de un usuario del centro comentó lo sucedido a Nuria Cuartas, presidenta de la plataforma vecinal por la Seguridad en Colloto. Ella no dudó en mover Roma con Santiago para tratar de consolar a los alumnos afectados. "Al final es todo tener voluntad y nuestro pueblo es muy solidario", explica una de las promotoras, que rápidamente sumó para la causa casi una decena de tiendas, bares y establecimientos de la localidad, a la que se añadieron seguidamente otros locales de La Corredoria o Ventanielles.

La campaña consiste en el reparto de unas huchas entre comerciantes que se encargan de trasladar a sus clientes el motivo de la colecta, tratando de reunir en el menor corto tiempo posible el dinero arrebatado de manera injusta a los estudiantes de Latores. "Con una moneda basta", sugieren los promotores con la intención de recuperar todo el dinero.

La intención es rematar la iniciativa solidaria con una gran paella que tendrá lugar el próximo 5 de febrero en el bar Noé de la calle Río Narcea de Ventanielles. "Los buenos somos más y con un poco de tu ayuda podemos demostrar a estos niños que todo esfuerzo tiene su recompensa y que por cada canalla hay un ejército de gente que vale oro", indican los organizadores sobre esta cita benéfica en la que la propia Paula Becerra, conocida artísticamente como Paula Solista, amenizará la jornada con una actuación musical.

Puntos de donación

Quienes estén interesados en colaborar desinteresadamente con sus donativos podrán hacerlo a través de las huchas repartidas por la cervecería La Rueda de La Corredoria, Bar Noé, Bar Trueba, Farmacia Saavedra, Peluquería Prieto, Estanco la Tenderina Baja, Ambas Dos Papelería, Restaurante Cafetería Castaño, restaurante El Calderu, Frutería Bustamante, Su Fruta, Frutería Mari Luz, restaurante El Tonel, Llagar de Colloto y Centro Educativo Ágora.

Compartir el artículo

stats