Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado da su visto bueno definitivo al convenio urbanístico del plan de La Vega

"El Gobierno regional fue fundamental para desbloquear la negociación", dice Losa del acuerdo, aún pendiente de una última revisión por Defensa

Vista aérea de la Fábrica de La Vega.

El convenio urbanístico para desarrollar el plan de recuperación de los terrenos de la antigua fábrica de armas de La Vega cuenta ya con el visto bueno definitivo del Principado. Fuentes del gobierno regional aseguraron este miércoles que el documento pactado a tres bandas con el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa para desarrollar un polo empresarial, usos culturales y residenciales en los 120.000 metros cuadrados del antiguo complejo industrial cerrado en 2013 tiene vía libre regional para llevarse a buen puerto. El documento, redactado por el Ayuntamiento, será ahora remitido al ministerio que encabeza Margarita Robles para una última revisión por sus técnicos, antes de que cada administración inicie sus respectivos trámites administrativos para aprobarlo.

La confirmación regional llegó el mismo día en el que la Delegada del Gobierno, Delia Losa, aprovechó un acto con los representantes sindicales de los pensionistas para destacar las gestiones realizadas por el ejecutivo de Barbón para llevar a buen puerto el convenio. "El papel del Gobierno regional fue fundamental para desbloquear la negociación", destacó Losa, subrayando que el convenio consensuado es "de un interés histórico y cultural indiscutible", que se firmará "en próximas fechas" y permitirá revivir terrenos que "se están deteriorando hasta el grado de ruina".

Aunque el Principado asegura haber dado su "ok" a la redacción del convenio plasmada por el Ayuntamiento, fuentes municipales indicaron a última hora de ayer que todavía no se había recibido el texto revisado por la administración autonómica, aunque daban por hecho que el documento estaba "al caer". Ahora el Consistorio deberá remitir la redacción pactada para que Defensa realice una última revisión, indispensable antes de que cada administración active la maquinaria para proceder a la aprobación definitiva.

La última reunión a tres bandas tuvo lugar el pasado día 13 de diciembre en Madrid. Fue entonces cuando Ayuntamiento, Principado y Defensa pactaron cambios respecto al protocolo firmado en julio, entre los que destacaba la renuncia a construir una torre de viviendas de 25 plantas, la conservación de los chalés de oficiales de la fábrica o la posibilidad de negociar con el ministerio la permuta de los terrenos del complejo destinados a uso residencial por otros de titularidad municipal situados en otras partes del casco urbano carbayón.

La documentación correspondiente a ese encuentro fue enviada el 23 de diciembre por Defensa al Ayuntamiento, el cual en menos de una semana se encargó de incorporar los cambios en el borrador del convenio urbanístico. A finales de ese mes el texto fue remitido al Principado, que después de varias semanas de revisión por varios de sus servicios técnicos ha realizado las matizaciones convenientes para devolver de nuevo la pelota a las oficinas municipales.

Una vez que el documento reciba el visto bueno estatal, cada ejecutivo iniciará su propio camino administrativo. El Principado deberá elevar al Consejo de Gobierno el convenio, Defensa deberá someterlo a sus órganos de gestión y el Ayuntamiento tendrá que afrontar la tramitación más larga. El convenio deberá ser aprobado hasta dos veces en el Pleno (de forma inicial y definitiva) con un periodo de información pública por el medio en el que se podrán presentar alegaciones al convenio en un periodo de 30 días hábiles.

Compartir el artículo

stats