La presencia de un toro de más de media tonelada obligó a cortar esta mañana de miércoles el carril de la autovía A-63 que discurre en dirección a Grado, concretamente a la altura de la localidad de Sograndio, en el municipio de Oviedo. Aunque la presencia del animal provocó la alarma entre los conductores que en ese momento se encontraban en la carretera, no hubo que lamentar accidentes.

Tras ser alertados, los agentes de la Guardia Civil se personaron con celeridad en la zona en la que se encuentra el toro. El animal estaba en un principio en mitad de la calzada, pero después buscó refugio en la mediana. A eso de las doce del mediodía, las fuerzas del orden, con agentes especializados en este tipo de casos, aún estaban tratando de retirar el animal de la autovía.