Oviedo amaneció este lunes nuboso, insinuándose como una jornada lluviosa. Y así fue a primera hora de la mañana, cuando algunas gotas sorprendieron a los transeúntes. Nada más lejos de la realidad, la ciudad recuperó la luz que merece en estas fechas al mediodía, permitiendo que comiencen a brillar en la Losa las grandes joyas del Día de América en Asturias: las carrozas. La celebración que hermana a Asturias con Latinoamérica cumple su 71 aniversario y refleja esta unión a las mil maravillas con el cartel del abrazo entre un mariachi y un gaitero asturiano en medio de la calle Uría, obra de Juan Junceda.

¿Novedades? Viene más fuerte que nunca, en su segunda edición tras la época de pandemia. Trece espectaculares carrozas de diseño cien por cien asturiano por parte de Gregorio Álvarez, 34 secuencias (4 más que en 2022) con más de 2.000 participantes que interpretarán todo tipo de folclore autóctono y foráneo en perfecta conjunción, los tradicionales "haigas", Mateín, las Reinas y Damas de las fiestas, la Policía Local... En definitiva, un show de color y musicalidad que llena de alegría los corazones de los que se asoman a disfrutar del espectáculo, que arranca a las cinco y media de la tarde en la calle Independencia. “Conseguir llenar la ciudad de Oviedo este día y que niños y mayores se vayan a casa con una sonrisa… No hay dinero que lo pague. Ese es nuestro objetivo”, afirmó el vicepresidente de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) y director del desfile, Javier Batalla.

Un montaje de cuatro días

Los operarios cántabros de la empresa Francis2 ultimaban este lunes, hasta las 20.00 horas, los trabajos de puesta a punto de algunos vehículos rodados que deslumbrarán mañana en las calles más céntricas de la capital asturiana. “Llevamos cuatro días e hicimos varios viajes en agosto, está siendo un trabajo muy fuerte este año”, explicaban los gerentes de la empresa castreña, Francisco López y Francisco Fernández, sobre las seis carrozas que estaban terminando de ensamblar. “La de Pola de Siero es un combinado de casi 30 metros, es un juego de güevos pintos y cestas de siete metros”, resaltaron.

Respecto a las otras cinco, destacan el impresionante tótem de ocho metros de la de Ecuador; Brasil incorpora un enorme Cristo de Corcovado y pavos reales; en cuanto a Cuba, la describen como “un juego de maracas, timbales y notas musicales”. Las dos últimas, confeccionadas para el público infantil, miden 22 y 26 metros, respectivamente. Una incluye enormes dinosaurios; por su parte, la otra tiene como temática la Cenicienta, con su carruaje y dos preciosos caballos de tiro. Ambas transportarán a más de medio centenar de niños y niñas durante el acto.

México y Pola de Siero, grandes protagonistas

El país azteca cobra un protagonismo enorme en 2023. La unión asturmexicana siempre ha sido fuerte y el paso de los años la hace cada vez más sólida. La principal atracción será una increíble carroza, diseñada por el llanerense Gregorio Álvarez y culminada por artesanos valencianos, con gran simbolismo y que será animada por los Mariachis de Jalisco y sus bailes tradicionales.

Por la parte asturiana, el concejo de Cabranes, donde la emigración hacia México ha dejado profunda huella, rinde homenaje a sus costumbres mediante una construcción rodada que reproduce una de sus grandes tradiciones: el culto a la muerte. Pero no queda ahí la presencia del país norteamericano, ya que habrá una secuencia en la que se ofrecerán degustaciones al público de la mundialmente conocida gastronomía en forma de tacos o fajitas, en la carroza de Chibiski.

Pola de Siero se está convirtiendo en una de las potencias, a todos los niveles, del Principado pero sin dejar nunca atrás la tradición: El Carmín, los Güevos Pintos, les Comadres, el Carbayu, Santa Isabel, los Sidros de Valdesoto, los Cabezudos de Santa Isabel, los grupos folklóricos que interpretan la danza prima o la banda de gaitas serán escoltas de lujo de una carroza que no dejará a nadie indiferente, sin olvidar la construcción de la Peña Cotiellos de Valdesoto, llamada “El Xareu Rural”, que se alzó con la victoria del concurso de carrozas de su localidad.

Gaiteros, sidra y vehículos vintage

El gaitero asturiano más internacional, José Ángel Hevia, y su hermana María José recorrerán las calles ovetenses a bordo de un ‘haiga’ propiedad del empresario Andrés Llano. Además, la SOF se suma con su carroza “Gaita y sidra” al reconocimiento a los artistas, y mantiene su intención de luchar por que la cultura sidrera sea reconocida Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como es el caso del Bulevar de la Sidra de Gascona. En la misma línea va el camión vintage de sidra en el que montarán nuestros hermanos latinoamericanos como guiño a uno de nuestros productos estrella.

Por su parte, integrantes del Club Deportivo Covadonga, que ha logrado ascender a Segunda RFEF, desfilarán con los escudos de todos los municipios asturianos. ¿La guinda del pastel? La Santina, patrona de Asturias, arropada por los deportistas. ¿Mejor ejemplo de la unidad entre los asturianos? Imposible.

Los vistosos "haigas" serán “el aperitivo de lujo del pasacalles”, en palabras del director del desfile, Javier Batalla. Iniciarán su trayecto a las 17.15 horas. No serán los únicos vehículos vintage que rodarán por las avenidas ovetenses. La compañía ALSA, que en 2023 celebra la efeméride de su centenario, les acompañará con varios de sus autobuses históricos. 

Colombia, Brasil, Cuba, Ecuador y Paraguay

El resto de países latinoamericanos tendrán sendas carrozas que transmitirán toda la fiesta y colorido de sus respectivas tierras. En el caso de Colombia los encargados serán la Asociación ASARCU, con las danzas de los Nativos de Macondo y la música de Son de Tambores. Ecuador mostrará su arte a través de los Nativos de Otolavo. Brasil no dejará de ser referencia con sus ritmos carnavalescos (con los que colaborará Samba do Cineiro, de Cangas del Narcea y Tineo, que cerrarán el desfile) y Cuba dejará atónitos a todos con el tremendo movimiento de los bailarines del grupo Son de Cuba. Por último, Paraguay, a pesar de no contar con carroza propia, también mostrará su riqueza cultural como tierra de crisol de culturas.

Bandas y grupos folclóricos

La Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo y la Banda de Música Ciudad de Oviedo no serán los únicos locales. Grupos como los del Centro Asturiano, la Banda de la Unión Musical del Principado y los Indianos de la Ciudad de Oviedo también estarán presentes.

Desde otras partes del Principado, en concreto Villaviciosa, acudirá Aires de Asturias, como grandes embajadores de su concejo y casi 70 años de trayectoria. También la centenaria banda de música La Armonía de Tineo, que desarrolla una gran labor educativa. L’Ramu N’Asturies (Fitoria, Filandón, Xordia y Trasgu y la colaboración del Grupo Xumo), Los Yerbatos de Bimenes, La Banda de Música de Laviana y los Enconxuraos de Llanera completan el elenco regional de espectáculos tradicionales.

Un recorrido clásico

Independencia, Uría, Marqués de Santa Cruz, Santa Susana, Avda. Galicia-Plaza de América, Marqués de Teverga y Asturias volverán a ser las calles por las que transcurrirá el desfile, con restricciones al tráfico desde las cuatro de la tarde y previendo su apertura en la zona centro a las ocho.