La Policía Local de Oviedo ha detenido esta mañana al presunto autor del atropello del pasado día 20 en el barrio de San Lázaro que causó la muerte de una anciana.

Los agentes de Seguridad Ciudadana identificaron al conductor de la furgoneta que presuntamente causó el atropello de la citada mujer, así como de su cuidadora entre las calles San Lázaro y Gil Blas, y activaron un operativo de búsqueda que se desarrolló en colaboración con la Policía Local de Salou (Tarragona), municipio al que se había desplazado.

Tras los requerimientos policiales y la correspondiente investigación, el presunto autor de los hechos se presentó esta mañana en el cuartel de Rubín, con la furgoneta con la que presuntamente habría cometido el atropello de la mujer de 90 años que fallecería días después en el HUCA. El presunto autor de los hechos ha pasado ya a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo, en funciones de guardia.

El trágico suceso ocurrió cuando la víctima mortal estaba cruzando agarrada del brazo de una cuidadora por el paso de cebra situado entre la calle donde residía, Gil Blas, y la calle homónima del barrio ovetense. De repente, una furgoneta estacionada en zona amarilla dio marcha atrás y se llevó a las dos por delante.

La acompañante recibió un golpe por el que precisó atención médica, pero la anciana se llevó la peor parte. Sufrió un fuerte impacto en la nuca y se cayó hacia adelante, sufriendo fracturas en cara y nariz, aunque posteriormente serían los hematomas internos sufridos en la cabeza los que terminarían costándole la vida cinco días después.

Según el relato de varios testigos, el conductor se bajó de la furgoneta con el móvil en la oreja nada más producirse el atropello. Tras mostrar en un primer momento su preocupación por el estado de las víctimas, anunció que iba a estacionar correctamente la furgoneta. Inmediatamente se puso al volante e inició la marcha, pero los presentes no volvieron a tener noticias de su paradero.

La huida se produjo mientras varias personas, especialmente el personal de una mutua de seguros cercana, prestaban los primeros auxilios a la mujer mayor.