Hackers rusos reivindican un ciberataque a la empresa matriz de Santa Bárbara

Un grupo próximo al Kremlin sabotea los servidores de la compañía por abastecer de armas a Ucrania: "Son misiles contra la rusofóbica España"

Hackers

Hackers / GETTY IMAGES

Juan José Fernández

Juan José Fernández

Empresas españolas de armamento cuyos productos se envían a Ucrania, fueron alertadas por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) de la proximidad de ataques informáticos contra sus páginas web, confirman a El Periódico, del grupo Prensa Ibérica al que pertenece LA NUEVA ESPAÑA, fuentes próximas a la investigación de un sabotaje que está sufriendo la empresa GDELS (General Dynamics European Land Systems), matriz Santa Bárbara Sistemas, empresa gestora de la fábrica de armas de Trubia, desde el miércoles.

El organismo de seguridad informática avisó "en los últimos días" sobre posibles incidentes DDoS (de denegación de servicio), los más básicos de los ataques informáticos: acumulación de millares (o millones) de solicitudes de a los servidores para colapsar páginas web. La de GDELS, por la que se accede a información sobre Santa Bárbara Sistemas, sigue caída este miércoles, en el tercer día de un ciberataque más amplio que dio comienzo el domingo por la noche.

El sabotaje fue anunciado y reivindicado por el grupo ruso de hackers NoName, al que los expertos en ciberdelincuencia le atribuyen gran proximidad al Kremlin. "Lanzamos nuestros misiles DDoS contra la rusofóbica España", dijeron, al tiempo que acosaban las web de tres firmas aeronáuticas, algunas entidades públicas y el grupo de Santa Bárbara.

La firma es adjudicataria de los trabajos de recuperación de los carros de combate Leopard que España está donando a Ucrania, diez en un primer lote, y 19 en el que se ha preparado ahora, y el propio Pedro Sánchez tiene comprometidos con el premier ucraniano, Volodimir Zelenski.

En lo que va de semana, ese grupo que en ocasiones se presenta como "Russian Cyberarmy" ha reivindicado también ataques informáticos contra entidades suecas, que este miércoles continúan. En el caso de este objetivo español de los hackers rusos, el servidor atacado está regentado por una firma informática con sede en Las Rozas (Madrid). Los servidores de las demás compañías atacadas esta vez –Airnnova y Swiftair entre otras– han soportado la oleada.

Fuentes de Santa Bárbara indicaron que el ciberataque "fue detectado de inmediato y no comprometió ninguno de los sistemas de la empresa". El DDoS no tiene como objetivo robar información, sino paralizar la web. A menudo, indican expertos policiales en este fenómeno, los autores de este tipo de ataques buscan sobre todo "extender un clima de inseguridad".

Ante la oleada que su página de internet estaba recibiendo, GDELS ha cerrado su site "siguiendo los protocolos de respuesta para este tipo de incidentes", y "hasta que concluya la investigación en curso", explican fuentes de la firma de armamento otrora pública, principal suministrador de blindados del Ejército de Tierra, y pieza clave para el programa del nuevo vehículo de combate Dragón 8x8.

Estas mismas fuentes del grupo GDELS insisten en que "los datos confidenciales de la empresa permanecen bien protegidos". En Santa Bárbara se saben "frecuente blanco de ciberdelincuentes", pero no es un caso único: en este tiempo de guerra en Europa, son un objetivo de hackers "como la mayoría de las principales empresas de la industria de defensa europea".

Suscríbete para seguir leyendo