El Martillo de Santa Ana (en el Oviedo antiguo) "cierra una herida", celebra la Iglesia ante la aprobación de su plan

El proyecto para el centro cultural del Arzobispado cuenta ya con todos los permisos y su visto bueno definitivo se votará en el Pleno de julio

Recreación infográfica del nuevo edificio proyectado en la calle Santa Ana.

Recreación infográfica del nuevo edificio proyectado en la calle Santa Ana. / LNE

Chus Neira

Chus Neira

Varias décadas de proyectos y tanteos previos y tres años de análisis del plan en firme que previsiblemente se empezará a construir este año están detrás del estudio detalle que la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo se propone aprobar hoy y que cuenta con recibir el respaldo definitivo en el próximo Pleno de julio.

Fuentes de la Iglesia han celebrado que contar ya con el estudio detalle "logra cerrar una herida cronificada desde hace demasiadas décadas, en pleno casco antiguo". "Lo hace", recalca el Arzobipsado, "con una propuesta idónea y muy consistente, a la vanguardia de la estrategia de revitalización del Antiguo".

Las reflexiones de los propietarios de la parcela, en el corazón del casco viejo, las hace suyas también el Ayuntamiento de Oviedo, que ve cómo con este documento "culmina el proceso urbanístico y se da el penúltimo paso en tanto que solo faltaría la licencia de edificación". El concejal de Infraestructuras, Nacho Cuesta, destaca que en todo este recorrido ha sido "clave" la "relación muy buena y muy fluida" entre el Ayuntamiento y el Arzobispado. Todo ello ha "propiciado y facilitado", recalca, Cuesta, "tramitar con éxito un expediente tan complejo como este".

Para el equipo de gobierno local es una gran noticia entrar en la fase del estudio detalle y estar más cerca de llegar a "una solución definitiva para la parcela". "La pieza del Martillo de Santa Ana es trascendental para solventar la transformación y revitalización del casco antiguo y se suma a nuestro proyecto para regenerar el edificio vecino de la calle San Antonio con Mon", explica el edil.

El edificio administrativo incluirá un salón de actos con capacidad para 80 personas

El Arzobispado hace memoria, por su parte, de los reiterados intentos de solucionar los problemas urbanísticos de esta parcela, hasta ahora infructuosos, desde antes incluso de la aprobación del vigente Plan Especial del Antiguo de Oviedo, en 1996. La construcción de un nuevo centro cultural constituye, así, "la propuesta más sólida y positiva para este emplazamiento singular y estratégico de la ciudad", destacan. Lo es, para los propios diseñadores, tanto por su continente arquitectónico como por su contenido cultural, "que viene a reforzar de manera muy significativa la actual oferta de la manzana de los museos de Oviedo".

Lo que se propone con el Martillo incluye dos piezas principales. La primera, avanzada la calle Santa Ana, y frente a la fachada de Velarde del edificio del Museo de Bellas Artes de Asturias, recupera la fachada histórica levantada en 1891 con dirección de Juan Miguel de La Guardia e incluirá un bloque administrativo para dar respuesta al programa de necesidades planteado por el Arzobispado. Este edificio contará igualmente con un salón de actos con capacidad para al menos 80 asistentes.

El segundo volumen, justo en la esquina entre las calles Canóniga y Santa Ana, presenta un nuevo cuerpo de piedra en el que se concentrarán los usos culturales. Allí lo que se construirán serán varias salas concatenadas que generan un recorrido expositivo donde la Iglesia cuenta con desarrollar su propio programa museístico. Se completa la propuesta con una serie de espacios destinados al almacenamiento, aparcamiento, servicios e instalaciones, situadas en plantas de sótano y bajo-cubierta. En la trasera, dentro del patio del palacio arzobispal, una terraza rematará la estructura.

Suscríbete para seguir leyendo