La atención al público de la Seguridad Social en Oviedo cambia de sede tras ocho años de reformas

El servicio ubicado hasta ahora en Pérez de la Sala empezará a operar el lunes en el edificio que la Tesorería empezó a rehabilitar en 2016 en la plaza de la Escandalera

El edificio de la Seguridad Social en la Escandalera, ayer, luciendo ya las banderas oficiales y con un camión de mudanzas a la puerta.

El edificio de la Seguridad Social en la Escandalera, ayer, luciendo ya las banderas oficiales y con un camión de mudanzas a la puerta. / LNE

Quienes quieran solicitar presencialmente su vida laboral, pedir sus datos de filiación o informes de sus años cotizados deberán hacerlo a partir del lunes en unas nuevas dependencias. La Tesorería de la Seguridad Social traslada a partir de ese día su servicio de atención al público, hasta ahora ofrecida en su sede de Pérez de la Sala, a su edificio ubicado en la esquina de la plaza de la Escandalera con la calle Argüelles. El cambio, que llega tras ocho años de reformas y contratiempos en la nueva sede, permitirá a su vez unificar pequeños despachos dependientes de la Seguridad Social desperdigados por la ciudad en las oficinas que se trasladen de la ubicación actual.

Este movimiento administrativo lleva fraguándose desde 2016. La Seguridad Social anunció entonces 16 meses de obras para rehabilitar el inmueble de 1922 diseñado por Manuel del Busto con vistas a llevar allí su atención al público. Lo hizo tras convencer de su marcha a los últimos inquilinos del inmueble. Sin embargo, a partir de entonces el traslado se ha encontrado con varias piedras en el camino que hicieron hasta ahora inviable la reorganización de las sedes de la Tesorería en la ciudad.

Las obras fueron adjudicadas por unos 2,68 millones de euros, pero pronto empezaron a dar problemas. Las dificultades para instalar un ascensor y graves daños detectados en los cimientos abocaron los trabajos en 2018 a un sobrecoste del 10%, así como a ampliar el plazo de ejecución. Más tarde llegó la pandemia y el Ministerio decidió aparcar sus planes de reubicación de sedes en Oviedo.

Es ahora cuando, una vez superados todos esos escollos, la Seguridad Social se ve preparada para abordar la mudanza. Esta misma semana, un cartel anunciaba la buena nueva a la entrada de la oficina de Pérez de la Sala. "A partir del día 17 de junio de 2024 la atención presencial en esta Tesorería se efectuará únicamente en plaza de la Escandalera, número 1", rezaba el comunicado plasmado en un simple folio por los funcionarios.

A este aviso se sumó ayer un movimiento mayor de lo habitual en torno al inmueble, cuya rehabilitación estructural lleva culminada casi un lustro. Operarios se afanaban desde primera hora en realizar varios remates. Dos trabajadores utilizaron un elevador para colocar las banderas oficiales a la entrada del inmueble situado a escasos metros del Campoamor. Un rotulista colocaba al mismo tiempo varios letreros con el logo de la Tesorería y empleados de una empresa de mudanzas daban viajes con mobiliario traído directamente en furgonetas desde Pérez de la Sala.

A pesar de la magnitud del traslado, la Tesorería apenas se esforzó por publicitarlo. Más allá del folio pegado en Pérez de la Sala, los usuarios echaron en falta algún tipo de comunicado en los portales oficiales o a través de las diferentes administraciones públicas. "Deberían avisar de otra manera, yo pasé junto al cartel y ni lo vi", indicó Araceli Martínez, una vecina de la misma calle de las oficinas actuales.

En la Escandalera los funcionarios se encontrarán con unas dependencias en las que sótano, el bajo, la primera, segunda y tercera plantas, el torreón y el bajo cubierta ha sido totalmente rehabilitado, respetando los elementos históricos del inmueble, como la escalera central, y en líneas generales la estructura del edificio está en buen estado. Nuevos aires para uno de los servicios públicos más concurridos de la ciudad.