La innovación en el trasplante de córnea se acelera: injertos parciales y tejidos artificiales

Los especialistas reunidos en el Instituto Fernández-Vega buscan "una rehabilitación visual más rápida" y reducir las tasas de rechazo

Responsables del curso del Instituto Fernández-Vega. De izquierda a derecha, Jesús Merayo-Lloves, Belén Alfonso Bartolozzi, José F. Alfonso Sánchez, Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso y Carlos Lisa Fernández.

Responsables del curso del Instituto Fernández-Vega. De izquierda a derecha, Jesús Merayo-Lloves, Belén Alfonso Bartolozzi, José F. Alfonso Sánchez, Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso y Carlos Lisa Fernández. / Fernando Rodríguez

Pablo Álvarez

Pablo Álvarez

Las técnicas de realización de trasplantes de córnea han experimentado innovaciones de calado en los últimos años. Las más recientes fueron expuestas ayer en el Curso de Actualización de Córnea y Superficie Ocular que se celebra en el Instituto Oftalmológico Fernández Vega, en Oviedo, con la presencia de más de 250 médicos especialistas.

Esas novedades consisten, por una parte, en trasplantar no toda la córnea, sino "solamente las capas de la misma que sufren algún daño". Por otro lado, los cirujanos han comenzado a emplear prótesis corneales. Entre ellas, una diseñada en el propio centro oftalmológico ovetense por el doctor José F. Alfonso Sánchez en el marco de un proyecto de la Fundación de Investigación Oftalmológica.

"Lo que se hace es trasplantar una córnea entera, pero dejando una capa de la córnea previa del paciente. Entre esa capa y la córnea entera se pone una prótesis", explicó Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, uno de los coordinadores del evento científico. Entre otras ventajas, esa capa que permanece ejerce un papel protector de situaciones que puedan existir en la zona posterior del ojo, como válvulas para el tratamiento de glaucoma o silicona en la cavidad vítrea, puntualizó el oftalmólogo ovetense.

El ritmo de trasplantes de córnea que se practican en la clínica situada en la falda del Monte Naranco es creciente: "Estamos en el entorno de los 180 o 190 al año", señaló el doctor Fernández-Vega.

En términos generales, los progresos en el trasplante de córnea van en la línea de propiciar "una rehabilitación visual más rápida", a corto plazo; y a largo, de reducir las tasas de rechazo y de procurar que los injertos duren más tiempo.

Otro eje de innovación, que suprime el riesgo de rechazo, consiste en "trasplantar endotelios artificiales". Esos tejidos están concebidos "para casos muy complejos en los que los endotelios del donante, que son los que se usan normalmente, no funcionan porque generan muchos rechazos o infecciones intraoculares que, a medida que vas haciendo más trasplantes, se van complicando".

Entre tanto, la doctora Belén Alfonso Bartolozzi, otra de las coordinadoras del curso, expuso una solución que se aplica a pacientes que, estando trasplantados de córnea y no sufriendo daños en esa córnea, presentan severos problemas de visión por problemas acusados de astigmatismo y miopía. "Lo que se hace en estos casos es una cirugía refractiva con aplicación terapéutica. Es similar a la que se realiza a la persona joven que quiere independizarse de la gafa, pero lo que busca es que ese paciente pueda tener una graduación compatible con la del ojo bueno y no tener que depender de lentes de contacto", indicó la oftalmóloga del Instituto Fernández-Vega. De manera global, se estima que "un 20 por ciento de los pacientes transplantados tienen unas graduaciones altas que deberían ser tratadas quirúrgicamente", pues de lo contrario "el paciente no se rehabilita".

En la jornada de hoy, sábado, el programa del Curso de Córnea y Superficie Ocular abordará una cuestión muy en auge: la aplicación de la inteligencia artificial en oftalmología, en concreto, en la información que proporciona para evitar fracasos del injerto corneal. "No se trata de una moda, estamos ante una herramienta que nos permite crear modelos de diagnóstico y tratamiento a partir de datos e imágenes de la córnea obtenidos en nuestro Instituto durante los últimos 20 años", aseveró José F. Alfonso.

Suscríbete para seguir leyendo