El PSOE acusa al gobierno de haberse saltado la participación ciudadana en la compra del Calatrava

Llaneza y Monsalve consideran "un fraude de ley" la forma en que el PP modificó el presupuesto para financiar la adquisición de las plantas comerciales

Jorge García Monsalve y Carlos Fernández Llaneza, ayer, durante la rueda de prensa.

Jorge García Monsalve y Carlos Fernández Llaneza, ayer, durante la rueda de prensa. / LNE

Chus Neira

Chus Neira

"Rigor, transparencia y absoluta garantía en todos los procedimientos". Ese contexto, y "no el de ir contra nadie", es el que el portavoz socialista Carlos Fernández Llaneza esgrimió ayer para anunciar que su grupo acaba de presentar un recurso administrativo solicitando la anulación del Pleno municipal en el que se aprobó la modificación presupuestaria para incorporar el dinero suficiente con el que financiar la compra de las plantas comerciales del centro comercial de Calatrava al fondo suizo Varia.

El PSOE, tal y como detalló el concejal Jorge García Monsalve, entiende que se produjo "un fraude de ley" al "hurtarse la participación ciudadana" en el trámite de modificar el presupuesto de este año e incorporar el dinero para la compra. Una alteración de este tipo en las cuentas del Ayuntamiento que permita ejecutar de forma inmediata el crédito sin abrir un trámite de información pública y un plazo para contestar las alegaciones solo está previsto, citó refiriéndose a la norma, para casos de "calamidad pública o naturaleza análoga de especial interés". Monsalve se preguntó si la oferta de venta presentada por el fondo suizo, que exigiría tener escrituradas las plantas antes del 30 de junio era "una calamidad", "un fraude de ley" o un "ultimatum".

Estas anomalías son las que han llevado al PSOE a pedir la nulidad del Pleno, al entender que la ejecución inmediata del crédito no se ajusta a lo previsto por la ley y al no querer que "se siente un precedente" con esta operación.

Más allá de la reclamación administrativa, tras la que el PSOE no duda seguir, si así fuera necesario, con la vía del contencioso, Llaneza y Monsalve insistieron en que la operación Calatrava les genera "muchas dudas", "tanto en la forma como en el fondo". Consideran que hay "demasiados temas oscuros" e insisten en que todavía no se sabe para qué quiere adquirir el Ayuntamiento las plantas comerciales del Calatrava.

Llaneza acusó al equipo de gobierno que dirige Alfredo Canteli de anunciar una ocurrencia tras otra pero no haber podido definir todavía un plan de usos, lo que le hace temer que Oviedo se encamine, recalcó, "hacia otra infraestructura fallida". "Por no haber no hay todavía ni expediente", protestó el líder de la oposición, quien insistió en que comparten el empeño en apoyar la recuperación del barrio del Cristo-Buenavista pero no, faltando al rigor, a la transparencia y a la garantía jurídica en los pasos que de el gobierno local. "Lo que pedimos", resumió, "es algo obvio".